Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Richie Dalmau y Carlos Morales, hijo, crean The Academy of Central Florida para impulsar el desarrollo de atletas y profesionales de élite

Los cofundadores boricuas de la institución académica buscan ofrecer entrenamientos de alto rendimiento para que eventualmente sus estudiantes logren becas universitarias

4 de febrero de 2024 - 3:00 PM

Richie Dalmau y Carlos Morales, hijo, cofundadores de The Academy of Central Florida. (Nahira Montcourt)

Con el deseo que estudiantes de distintos lares del mundo puedan conseguir una beca a través del deporte para sus estudios universitarios, Richie Dalmau y Carlos Rivera, hijo, fundaron The Academy of Central Florida.

La institución, que se dedica al desarrollo de atletas de escuela superior, abrió sus puertas en el 2023, pero la idea nació hace unos seis años cuando los hijos de Raymond Dalmau y Carlos Morales, exdirigentes del Baloncesto Superior Nacional (BSN) y de la Selección Nacional, coincidieron en Florida.

Según los cofundadores, quienes se encuentran con su equipo de baloncesto en la isla en el torneo The Grind Session, la idea también surgió con el propósito de ofrecer a los estudiantes entrenamientos de alto rendimiento desde temprana edad en instalaciones adecuadas, donde los cazatalentos pudieran llegar sin dificultad.

“Nuestra visión es que nuestros atletas puedan tener la oportunidad de obtener una beca deportiva y académica a nivel universitario. Para nosotros, ganar partidos no es lo más importante, la victoria grande está en que puedan conseguir una beca universitaria, que puedan seguir estudiando y jugar el deporte que tanto aman”, compartió Dalmau en conversación con El Nuevo Día en el Coliseo Guillermo Ángulo, de Carolina, sede del torneo que se celebra este fin de semana entre escuelas superiores estadounidenses y locales.

“En nuestra escuela entrenan de cuatro a cinco horas al día, aparte de que tienen que tomar sus clases, cumplir con los requerimientos del Estado, y de esa forma, crean una disciplina para poder realmente desarrollarse como estudiantes y como atletas. Viene de esa idea o de ese querer que tenemos nosotros, Carlos Morales Jr. y yo, de hacer algo a un nivel élite, diferente, y que le diera oportunidades también a los atletas a nivel internacional”, añadió Dalmau.

En la foto, Carlos Morales, hijo (de pie), y Richie Dalmau, cofundadores de la Academia.
En la foto, Carlos Morales, hijo (de pie), y Richie Dalmau, cofundadores de la Academia. (Nahira Montcourt)

La academia propulsa, al momento, el crecimiento de 120 atletas -25 boricuas aproximadamente- de 34 países diferentes entre las disciplinas de voleibol femenino, fútbol y baloncesto. Para los años venideros, de la mano de sus progenitores, quienes fungen como asesores de la escuela, los cofundadores esperan implementar el voleibol masculino, béisbol, tenis y golf.

Dalmau y Morales Jr. son los responsables del baloncesto dentro de la academia, por lo que son los encargados del desarrollo de los puertorriqueños y jugadores de la Selección Nacional Juvenil Sub-16; Justin Román y James Rivera, quienes militan en la institución.

“Las expectativas son grandes. Queremos ver si podemos llegar a ser una de las mejores (escuelas) de toda la nación. Creo que vamos a llegar. La meta es poder seguir subiendo el nivel del deporte internacionalmente y darles esa oportunidad a esos jóvenes para que puedan convertirse en profesionales, ya sea en el deporte o en cualquier profesión que decidan seguir”, expresó Morales Jr., quien, además, posee una maestría en Administración de Empresas Deportivas de la Universidad Central de la Florida.

“Esto es una bendición”

Ambos apasionados del deporte no descartan, a largo plazo, trasladar una academia en la isla. Mientras, los dos jugaron un rol clave para traer The Grind Session a la isla, un circuito que busca la exposición y crecimiento de los jóvenes prospectos del baloncesto de las escuelas superiores de Estados Unidos.

“Esto es una bendición. Esto es el Grind Session y nuestra escuela es parte de eso. Carlos Morales y yo les pedimos (a los organizadores) la sede de poder hacer este evento en Puerto Rico. Ellos nos dieron la mano y pudimos hacerlo aquí”, dijo Dalmau.

“Es un sueño hecho realidad. Esto es algo que llevamos ya en el séptimo año trabajando fuerte y la realidad es que poder traerlo finalmente aquí a Puerto Rico y que confiaran en nosotros para hacer el evento, ver lo contentos que están, verlos disfrutando de las playas que tenemos y la gastronomía, ha sido algo hermoso”, contó, por su parte, Morales Jr.

El conjunto de su academia se alzó el viernes con la victoria 73-72 en un duelo que levantó pasiones ante la DNA Prep, de California.

Justin Román (1) es pupilo de Richie Dalmau y Carlos Morales Jr. en la Academia de Florida Central.
Justin Román (1) es pupilo de Richie Dalmau y Carlos Morales Jr. en la Academia de Florida Central. (Nahira Montcourt)

Además de las 10 escuelas y academias estadounidenses, la competencia incluyó cuatro instituciones académicas boricuas; la escuela Ángel P. Millán, de Carolina; Kingdom Dorado; Caguas Private School; y la Escuela Bilingüe Emadrian, de Bayamón.

“Nos alegramos mucho de poder traer este nivel competitivo acá y de que escuelas locales también puedan ser parte de esto”, concluyó Dalmau.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: