Francisco Lindor celebra luego de conectar uno de sus jonrones en el partido del domingo.
Francisco Lindor celebra luego de conectar uno de sus jonrones en el partido del domingo. (Ram—n "Tonito" Zayas)

Fue una de esas pocas noches especiales para el puertorriqueño Francisco Lindor en esta temporada.

En una actuación monumental, el torpedero de los Mets de Nueva York bateó por primera vez en su carrera tres jonrones en un partido, uno de ellos para decidir el encuentro dominical ante los Yankees de Nueva York, y se robó el espectáculo en el Citi Field, que estuvo lleno de fanáticos puertorriqueños.

Para añadir más drama al partido que cerró el Subway Series, el carismático jugador boricua provocó que ambas bancas se vaciaran tras intercambiar palabras con el corpulento Giancarlo Stanton, mientras el pelotero de los Yankees recorría las bases tras empatar el partido con un dramático bambinazo en la séptima entrada.

Pero, sobretodo y en un detalle significativo, Lindor dejó establecido que no importa lo mal que esté luciendo en términos ofensivos, siempre será la pesadilla de los Yankees y sus números así lo confirman.

“Wow, que fin de semana más increíble”, dijo Lindor a ESPN tras el partido que finalizó 7-6 en favor de los Mets. “Esto se sintió como si fueran unos playoffs, pero mucho más calientes”.

Lindor bateó de 4-3 con cinco carreras producidas el domingo para culminar la serie de tres juegos con un total de cuatro vuelacercas y seis remolcadas. Los Mets ganaron dos de estos partidos.

“Este es el Francisco Lindor que todos esperamos que sea. Este es el Francisco que los fanáticos tendrán por muchos años”, dijo el dirigente de los Mets, Luis Rojas.

Históricamente, el torpedero natural de Caguas ha sido puro veneno ante los Yankees. Desde que debutó en el 2015 con los Indians de Cleveland, Lindor ha reservado algunas de sus mejores actuaciones ante los Bombarderos del Bronx.

Lindor, de 28 años, promedia de por vida ante los Yankees para .317 producto de 53 hits en 167 turnos, con diez jonrones y 21 carreras remolcadas en 41 partidos.

En el choque dominical, Lindor bateó el primero de sus tres jonrones en la segunda entrada con dos a bordo, repitió en la sexta sin nadie en el tránsito y coronó su espectacular noche con otro solitario en la octava para darle ventaja y eventualmente el triunfo a su equipo.

Yo no creo que los fanáticos de los Mets olviden las cosas, pero probablemente el domingo ayudó a que crean un poquito más en mí.

Francisco Lindor/ torpedero de los Mets

La actuación de Lindor trajo consigo un mar de emociones entre los fans neoyorquinos, que desde hace varias semanas han venido abucheándolo no solo por su pobre desempeño, sino por haberse unido a su compatriota Javier Báez para responder de una forma inusual (gesto con el pulgar abajo) a las críticas y los abucheos de los fanáticos.

Gleyber Torres y Francisco Lindor (al centro) intercambian palabras durante un incidente en la séptima entrada del partido del domingo que provocó que los bancos se vaciaran
Gleyber Torres y Francisco Lindor (al centro) intercambian palabras durante un incidente en la séptima entrada del partido del domingo que provocó que los bancos se vaciaran (Noah K. Murray)

El domingo, los abucheos fueron ahogados por los aplausos y vítores del soberano, que reclamaron que el jugador saliera del dugout para saludarlo.

“He venido siendo abucheado por largo tiempo”, señaló Lindor, según reseñó el New York Post.

“Yo no creo que los fanáticos de los Mets olviden las cosas, pero probablemente el domingo (actuación) ayudó a que crean un poquito más en mí. Cuando salí del dugout y reconocí el gesto (saludos) fue bien especial. Fue un momento muy bueno en mi carrera. Fue un gran día”.

Desde que Lindor regresó a la alineación de los Mets tras perder poco más de un mes por una lesión en el oblicuo, el ambidextro bateador promedia .239, pero en septiembre lo hace para .273 con seis jonrones y 14 remolcadas.

Los Mets juegan para 10-9 en ese intérvalo y están en la tercera posición en la división Este con 72-72. Están a tres juegos del segundo comodín.

💬Ver comentarios