Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Miguel Cabrera hace una señal al público en la octava entrada del partido ante los Yankees de Nueva York.
Miguel Cabrera hace una señal al público en la octava entrada del partido ante los Yankees de Nueva York. (Paul Sancya)

Detroit — Miguel Cabrera recibió una base por bolas intencional en el octavo inning a falta de un imparable para llegar a los 3,000 en su carrera, lo que desató un enorme abucheo en el Comerica Park, y los Tigers de Detroit derrotaron hoy, jueves, 3-0 a los Yankees de Nueva York.

💬Ver comentarios