“Perdí la pelea, pero gané la guerra", expresó al regresar al país tras su pelea contra Katie Taylor. “Tengo dinero ahora para buscar (comprar) un sitio aquí”.

Amanda Serrano ganó cerca de $200,000 en la pelea contra Mariam Gutiérrez en diciembre de 2021 antes del megacombate contra Katie Taylor en el Madison Square Garden de Nueva York el pasado 30 de abril.

Contra Taylor, la bolsa de la boricua llegó a un $1 millón. Muy bien se puede decir que Serrano ahora es millonaria. Pero ella no se considera millonaria por una razón.

“Con todo eso de los impuestos”, bromeó Serrano en un aparte con El Nuevo Día luego de ser recibida el viernes en el Arena Medalla del Distrito T-Mobile para celebrar su desempeño hace dos semanas en la Gran Manzana.

Aunque perdió por una cuestionada decisión dividida contra Taylor, quien sobrevivió el castigo recibido por la puertorriqueña, el combate ha sido celebrado como uno de los mejores del año, máxime cuando fue la primera cartelera en la historia de la famosa instalación de la Gran Manzana en tener a dos mujeres como protagonistas.

El éxito fue tan rotundo que desde el campanazo final se habla de una revancha, posiblemente a finales de 2022 en Dublin, Irlanda, hogar de Taylor, invicta y campeona indiscutible de peso mediano.

Por el momento, Serrano, de 33 años, disfruta de su mayor bolsa en su carrera con marca de 42 victorias, dos derrotas, un empate y 20 nocauts con un merecido descanso en Puerto Rico aunque, dos días después de la reyerta, ya estaba en el gimnasio entrenando.

En entrevista con El Nuevo Día, Serrano insistió en que ganó la pelea y conversó sobre lo que ha hecho en las pasadas dos semanas tras elevar su fama en el deporte rentado.

A dos semanas de la pelea, ¿cómo has digerido todo lo sucedido?

-La pelea sigue corriendo en mi mente. Creo que gané. Entiendo que estamos trabajando para ver cuándo será la revancha. Pero estoy feliz ahora de estar en Puerto Rico un rato. El sol, la comida, la playa. Hacer cosas que no puedo hacer cuando estoy entrenando.

¿Esperabas esta reacción de la fanaticada luego de la demostración de ambas sobre el cuadrilátero?

-Sí y no. Sabíamos que éramos las mejores, libra por libra, poniendo todo en juego. Sabía que Katie Taylor era una gran peleadora. Yo soy una gran peleadora. Sabíamos que íbamos a poner un buen espectáculo. Pero, tener a los fanáticos allá fuera, apoyándonos. Tuvimos sangre, cortes. Fue en general una noche increíble. Sabíamos que era un show que podíamos vender y no esperábamos menos.

¿La gente te reconoce más en la calle luego de esta pelea?

-(Ríe) Claro, claro. Hay más fotos. Es bien cool.

Pero, ¿aumentó más ahora?

-No es que soy una Tito Trinidad caminando por la calle. Un poquito nada más.

Con este resultado, ¿crees que la puerta se abrió por completo para mayores carteleras en el boxeo femenino o solo fue un pequeño paso?

-Definitivamente, creo que la puerta es más ancha ahora que antes. Demostramos que podemos vender, que somos mercadeables. Katie y yo no nos dijimos ninguna mala palabra en el trayecto y vendimos el Madison Square Garden. Nos vieron 1.5 millones (por televisión). Demostramos que las mujeres podemos pelear, que lo podemos hacer todo. Así que la puerta está más abierta, definitivo.

Un gran sector de la fanaticada, de la prensa y de los expertos te vieron ganar la pelea. ¿Cómo manejas una respuesta para la misma pregunta conociendo el resultado final a favor de Taylor?

-Me río. Oka. Sí, perdí la pelea, pero gané la guerra. No perdí, aprendí para la próxima pelea. No solo para la revancha, sino para cualquier otra pelea. No dejar las cosas a los jueces. Eso fue lo que pasó después de mi primera derrota, no se lo dejé a los jueces y creo que gané 10 peleas corridas por nocaut. No se lo puedes dejar a los jueces. Así que, siento que ganamos. El boxeo femenino ganó. Siento que puse una demostración de orgullo para mi equipo y mi promotor.

Estuviste buscando ese nocaut contra Taylor pero, ¿entiendes que para la próxima pelea tienes que boxear más?

-Nada de boxeo. Tengo que ser la Amanda Serrano de antaño.

Se habla de una revancha en Irlanda, ¿estás a gusto con ese escenario? ¿Crees que Taylor merece esa pelea allá?

-Honestamente, los irlandeses fuero bien nice después de la pelea. Algunas personas que llegaron de ese país vinieron adonde mí y me dijeron que definitivamente gané la pelea. Seguramente, será un territorio hostil en Irlanda, peros sé que me gané algunos fanáticos y me van a respetar como atleta y que pondré una buena pelea. Así que creo que no será tan malo. Quizás los jueces. Tendré que apuntarme un nocaut, pero no importa. Ella se lo merece (pelear en su casa).

El Madison Square Garden se llenó para la cartelera de Serrano-Taylor.
El Madison Square Garden se llenó para la cartelera de Serrano-Taylor. (Ramón “Tonito” Zayas)

¿Ya cobraste el millón o todavía?

-(Ríe) Sí, pero no soy una millonaria con todo eso de los impuestos.

¿Hubo una diferencia notable en la bolsa que cobraste ahora en comparación a las anteriores?

Oh, sí, un 100 por ciento. Claro que sí. Pero sigo siendo la misma persona. No se me va a la cabeza. Pero sí, es una diferencia inmensa.

¿Ya pensaste en qué quieres invertir el dinero?

-Sí. Quiero comprar una casa aquí y una en Florida. Me gustaría manejar algún negocio relacionado al desarrollo de atletas féminas. Me compré un carro, pero eso fue con el dinero de la pasada pelea.

Tienes los campeonatos peso pluma unificados, ¿qué piensas hacer con ellos?

-Probablemente, es lo próximo (defenderlos). No estoy seguro. Para a finales del año es la revancha (con Taylor).

Un mensaje a la fanaticada puertorriqueña que te apoya.

De corazón, muchas gracias por el apoyo. Los quiero mucho.

💬Ver comentarios