Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Una mujer que irrumpió en la cancha se acerca al delantero francés Kylian Mbappé durante la final del Mundial en el estadio Luzhniki de Moscú, el domingo 15 de julio de 2018. (AP)

Moscú — El grupo de activistas Pussy Riot, que durante años ha sido una piedra en el zapato del presidente ruso Vladimir Putin con sus protestas e interpretaciones de punk, se atribuyó el domingo la responsabilidad por la invasión de cancha que realizaron cuatro personas y que interrumpió la final de la Copa del Mundo entre Francia y Croacia.


💬Ver 0 comentarios