Adriana Díaz fue invitada a entrenar en Japón. La atleta tiene previsto moverse a China para la final del Campeonato Mundial por Equipos.
Adriana Díaz fue invitada a entrenar en Japón. La atleta tiene previsto moverse a China para la final del Campeonato Mundial por Equipos. (RG/ITTF )

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

---

La angustia que sienten muchos puertorriqueños que viven fuera del país al ver el paso devastador del huracán Fiona por la isla, fue compartida por la tenismesista Adriana Díaz y su padre y entrenador, Bladimir Díaz.

Resulta que el dúo está en la ciudad japonesa de Osaka desde el sábado para participar de unos entrenamientos previos a la final del Campeonato Mundial por Equipos, que se realizará en China del 30 de septiembre al 9 de octubre, y en el que jugará junto a su hermana Melanie y Daniely Díaz.

Desde allí estuvieron pendientes a las noticias sobre Fiona y también debieron monitorear el paso del potente tifón Nanmadol en Japón.

“De verdad que es bien desesperante cuando uno ve todo lo que vimos en las redes. Da mucha tristeza. Uno siente impotencia al ver a nuestra gente batallando con inundaciones. Lo que se vio fue desastroso”, apuntó Bladimir en entrevista telefónica con El Nuevo Día al referirse al ciclón Fiona.

El técnico, quien es natural de Utuado, compartió que su familia inmediata está bien. Eso sí lamentó lo que viven muchos de sus compueblanos.

Fiona entró a Puerto Rico en horas de la tarde del domingo entre Lajas y Cabo Rojo como huracán categoría 1 y provocó inundaciones y deslizamientos de terreno en gran parte del país.

En el caso de Utuado, familias quedaron incomunicadas por el colapso de dos puentes. De hecho, el alcalde Jorge Pérez Heredia habló de pérdida de hogares.

“Son muchas situaciones distintas y en todos los barrios”, narró el alcalde el lunes pasado.

“Sentimos nostalgia e impotencia al saber que el país estaba sufriendo. Todo es muy triste”, recalcó por su parte Bladimir.

El entrenador utuadeño reconoció que la devastación que ha visto lo ha dejado aturdido porque era algo que no se esperaba, contrario al 2017 cuando pasó el huracán María.

“Para María nosotros estábamos en Colombia, y sabíamos que iba a ser un monstruo. Pero para este (Fiona), yo no esperaba esto. Yo no sé si otras personas pensaron como yo, pero este desastre tan grande… De verdad que ha sido bien sorpresivo”, dijo.

En cuanto a su experiencia con el paso del “super tifón” Nanmadol por tierras niponas, Bladimir compartió que sintió nerviosismo cuando supo de ese fenómeno atmosférico.

“Yo me entero que viene un tifón para acá estando en Japón. Honestamente, me asusté”, se sinceró.

“Yo estaba en una tienda comprando algo, y el que me atendió preguntó si yo era de allí. Le dije que no, entonces él me dice: ‘Hoy viene un tifón para acá’. Yo me asusté porque nunca hemos vivido eso. Rápidamente busqué información y vi que iba para el sur”, relató sobre el ciclón que pasó por Japón el lunes, 19 de septiembre.

Bladimir habló con los encargados del lugar donde están hospedados en Osaka -se ubica en la región de Kansai, en el centro-oeste de la isla de Honshu- para verificar que estuvieran seguros.

Agraciadamente, solo experimentaron lluvias y viento mientras Nanmadol se movía al sur.

“Al otro día todo estaba abierto. Todo normal en Osaka. Más abajo hizo estragos”, dijo Bladimir.

Reportes noticiosos dieron cuenta que el tifón obligó a la evacuación de nueve millones de personas y dejó el saldo de dos muertos y casi 90 heridos.

💬Ver comentarios