Melanie Díaz se siente muy entusiasmada con el regreso a las competencias.
Melanie Díaz se siente muy entusiasmada con el regreso a las competencias. (David Villafane/Staff)

UTUADO - Luego de la pausa de los Juegos Olímpicos de Tokio, el entrenador Bladimir Díaz y varios integrantes del Equipo Nacional de tenis de mesa se preparan para una gira de cuatro torneos que los llevarán a Túnez, Eslovenia, Perú y Estados Unidos.

El grupo, compuesto por Adriana y Melanie Díaz, Daniely Ríos y Daniel González, entrena en el club de tenis de mesa Zaida Nieves Andújar con la ilusión de retomar el ritmo de competencias que tenían antes de la pandemia de COVID-19.

La primera competencia será el WTT Contender, que se celebrará en Túnez -en el norte de África- del 24 al 30 de octubre. Después se moverán a Eslovenia para ver acción en el WTT Contender, que está calendarizado del 8 al 14 de noviembre.

La próxima parada será en Perú para el Campeonato Panamericano del 13 al 19 de noviembre y cerrarán el año en las finales del Campeonato Mundial de Tenis de Mesa, que serán del 23 al 29 de noviembre en Houston, Texas.

La más pequeña del clan Díaz, Fabiola, también estará activa en Perú.

Bladimir apuntó que al ser comienzo de un nuevo ciclo, lo que busca con estas competencias es ver cómo está el grupo y si los cambios en la preparación física que ha implementado junto al entrenador de atletismo, Carlos Guzmán, están funcionando en las atletas.

“Esto es comienzo de ciclo. Vamos a ver cómo estamos jugando. No vamos a estar con eso de que vamos a ganar aquí. Vamos a ver cómo estamos jugando y cómo van fluyendo los cambios que estamos implementando. Si hay que hacer cambios, se hacen. Con esto cerramos el año”, dijo el entrenador nacional.

Por su parte, Melanie se mostró encantada de retomar algo de la normalidad que vivía antes de que se alterara todo el calendario de competencias a consecuencia del coronavirus.

Me hacía falta. Me gusta mucho estar jugando torneos porque así es como vemos si lo que estamos haciendo aquí está funcionando o no. Estoy loca por irme a jugar”, manifestó la jugadora de 25 años.

Melanie indicó que sus expectativas con esta gira son -precisamente- poner en práctica lo que ha entrenado durante los últimos meses. Explicó que los ajustes que ha hecho provienen del análisis de su participación en las pasadas Olimpiadas.

“Quiero poner en practica lo que he hecho y ver cómo estoy con los cambios de ritmo. Hacer nuevos servicios, nuevas recepciones y ver cómo las jugadoras responden. Además, espero seguir acumulando puntos para el ranking”, dijo la atleta, que espera ir a las Olimpiadas de 2024 a nivel individual y en equipo.

Bladimir Díaz observa a Adriana Díaz durante una práctica en Utuado.
Bladimir Díaz observa a Adriana Díaz durante una práctica en Utuado. (David Villafane/Staff)

Lo que viene para el 2022

En cuanto a la programación para el próximo año, Bladimir sostuvo que el 2022 “va a ser un año de mucho experimento”.

“Yo creo que lo que estamos haciendo con Carlos Guzmán va a rendir frutos en ese año, porque estamos muy cerca. Pero el trabajo que vamos a hacer a nivel de ciclos va a ser muy bueno a partir del 2023. El 2022 va a ser el experimento y ver cómo estamos. Va a estar bueno”, apostilló.

Sobre la posibilidad de hacer campamentos de entrenamiento en Asia, Bladimir dijo que siempre busca que puedan hacer uno o dos.

Aunque al momento no tiene algo concreto, cuenta con las conexiones para poderlas llevar a algún país de este continente. Asimismo, le gustaría que Adriana regrese a la Superliga de China, donde jugó en diciembre del pasado año.

“Tengo interés en que Adriana empiece a jugar en una liga en Asia. Eso viene”, sostuvo Bladimir.

💬Ver comentarios