Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Víctor “Vitito” Rivera (izq.) y Juan Miguel Ruiz asistirán a Ramón Lawrence en la dirección de las Capitalinas de San Juan. ([email protected])

Las subcampeonas Capitalinas de San Juan ficharon a dos “refuerzos” adicionales en las figuras de los asistentes Juan Miguel Ruiz y Víctor “Vitito” Rivera, colocador y esquina, respectivamente, de los Patriotas de San Juan.

Entre ambos veteranos, el cuerpo técnico de San Juan cuenta con casi 40 años de experiencia tanto a nivel nacional como internacional. Ruiz ostenta tres títulos nacionales, ha sido el Acomodador del Año en cuatro ocasiones y fue el Jugador Más Valioso de la serie regular.

El naranjiteño Rivera tiene nueve anillos de campeón nacional, ha capturado medallas y campeonatos internacionales y fue, por mucho años, uno de las mejores esquinas en el mundo. Ahora Ruiz y Rivera aplicarán toda esa experiencia para moldear a las Capitalinas junto con el entrenador Ramón Lawrence.

“Ya me queda poco tiempo en el voleibol (como jugador) y quería hacer la transición (al lado técnico). Sé que, por ahora, para el masculino me gustaría comenzar un poco más tarde porque he jugado con muchos de los jugadores que están activos y quiero coger a una cepa más joven. Sé que el femenino es un reto grande porque es un voleibol diferente, más técnico y los rallies son más largos”, dijo Rivera.

Ruiz, natural de Arroyo, se adentró al mundo de la dirección técnica dos años atrás laborando con equipos de categorías menores.

“Son oportunidades que se le presentan a uno y no está demás aprovecharlas, de aprender de un dirigente como Ramón, de trabajar con un grupo de atletas como las que están en San Juan. Es parte de una transición, de aprender y entrar al mundo del ‘coaching’. También estaría trabajando directamente con las colocadoras y no fue muy difícil tomar la decisión”, resaltó Ruiz.

Ruiz y Rivera dieron el primer paso para lo que esperan, en un futuro, desemboque en puestos como dirigentes en propiedad.

“Cuando finalmente nos retiremos estaremos ligado al deporte de una manera u otra. En el caso de Víctor tiene mucho por aportar al voleibol puertorriqueño, y en mi caso pienso que pudo poner mi granito de arena, así que puede ser un primer paso para luego continuar en ese rumbo”, expresó Ruiz.

Por su parte, Rivera sentenció que “en mi caso, yo le debo al voleibol lo que me dio a mí. Esos conocimientos y experiencia que adquirí, de alguna manera, quiero transmitir e enseñar todo lo que aprendí en los 24 años que llevo jugando a esas generaciones que vienen subiendo”.


💬Ver 0 comentarios