Las selecciones nacionales de voleibol playero comenzaron a entrenar cuando por la orden ejecutiva se comenzó a permitir el ejercicio al aire libre en las playas. En la foto Juan Carlos Ribas. (Suministrada / FPV)
Las selecciones nacionales de voleibol playero comenzaron a entrenar cuando por la orden ejecutiva se comenzó a permitir el ejercicio al aire libre en las playas. En la foto Juan Carlos Ribas. (Suministrada / FPV)

El presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), Dr. César Trabanco, dijo por medio de un comunicado del organismo, que el Departamento de Recreación y Deportes (DRD) tiene dos varas a la hora de evaluar los deportes que pueden regresar a la acción.

La pasada semana, la preselección de voleibol de playa femenino y masculino iniciaron sus entrenamientos en la playa de Ocean Park, cuando el gobierno de Puerto Rico dio la orden de que las playas podrían utilizarse con el único motivo de ejercitarse.

Antes de iniciar los entrenamientos, la FPV ordenó a los atletas y entrenadores que se realizaran la prueba para detectar el virus COVID-19 y el resultado fue negativo para todos.

En la noche del jueves, la FPV recibió una carta de la Oficina de Asesoramiento Legal del DRD firmada por el licenciado Antonio M. Cabrero Gómez que indica lo siguiente:

“El pasado 26 de mayo, la Secretaria del Departamento, Lcda. Sánchez, le remitió correo electrónico en el que le notificaba que el voleibol de playa no se encuentra entre los deportes autorizados para llevarse a cabo en esta etapa de la pandemia. Específicamente, trajo a su atención los entrenamientos de la Selección Nacional de Playa, masculina y femenina, que comenzaron en esa fecha”, lee parte de la misiva que se cita en el comunicado de la FPV enviado este sábado a los medios.

“No obstante esto, el equipo sigue reuniéndose a llevar a cabo los entrenamientos, incluyendo uno en el día de hoy (jueves, 4 de junio de 2020). Conforme al Artículo 26 (b) de la Ley Orgánica del Departamento, Ley Núm. 8 del 2004, se le ordena a la Federación Puertorriqueña de Voleibol el CESE Y DESISTA de todas las actividades relacionadas a entrenamientos de cualquier índole que violen las disposiciones contenidas en el Boletín Ejecutivo OE-2020-041 emitido por la gobernadora y la Carta Circular 2020-002 emitida por el Departamento de Recreación y Deportes, incluyendo las sesiones de entrenamiento de las Selecciones Nacionales de Playa”.

Según el documento, el incumplimiento del FPV y los individuos pudiese acarrear la imposición de las sanciones dispuestas en el Art. 26, antes mencionado, además del referido a las autoridades pertinentes. A estos efectos, el incumplimiento con las disposiciones contenidas en el Boletín Ejecutivo OE 2020-041 por una persona o una empresa, está sujeto a las penas y multas establecidas por la Ley Núm. 20-2017, según enmendada, conocida como la Ley del Departamento de Seguridad Pública, la cual establece una pena de reclusión de seis (6) meses o una multa de hasta cinco mil  dólares ($5,000).

Tras recibir esa carta y recopilar evidencia el viernes, el presidente de la FPV declaró que “no estamos cometiendo ningún delito”.

“Tenemos evidencia de que en el mismo lugar donde entrenan nuestros atletas, hay gente jugando voleibol de playa con malla y todo, de forma recreacional. Nosotros estamos trabajando y preparando nuestros equipos nacionales”, sentenció Trabanco. “Ayer, viernes, suspendimos los entrenamientos, pero no podemos dejar de pensar que hay una persecución contra el voleibol. Hay una doble vara para evaluar los deportes”, apuntó.

El galeno indicó que el voleibol de playa es uno de los deportes que tienen la ventaja, al igual que el béisbol, de ser al aire libre y los jugadores pueden guardar la distancia para entrenar y jugar.

“No estamos en contra de que le den vía libre a otros deportes, pero el voleibol de playa, al menos el voleibol de playa, tiene derecho al igual que todos los ciudadanos que están visitando las playas para relajarse, disfrutar o para hacer ejercicio”, subrayó Trabanco.

“Nuestros atletas de playa necesitan entrenar. Estamos esperanzados que todo esto mejore y que puedan prepararse para competir para los próximos torneos en calendario. Quedan seis eventos en el año. El primero es en agosto en México, y nuestros atletas necesitan ir porque son eventos que otorgan puntos para la clasificación al Preolímpico de Tokio 2021, a los Juegos Centroamericanos y del Caribe (Panamá 2022) y Juegos Panamericanos (Chile 2023). Y no vamos a ir en desventaja por no poder entrenar. Tenemos que ir para acumular los puntos”, sentenció.

Sobre las cartas recibidas por parte del DRD, Trabanco dijo que “no vamos a contestar las mismas porque no estamos cometiendo ningún delito”.

El presidente de la FPV informó además que esta mañana tuvo comunicación con la presidenta del COPUR, Sara Rosario, sobre esta situación.