Glorimar Ortega, en la imagen en un partido de la temporada 2020 acomodando un balón, ha acudido a las redes sociales para retomar la discusión sobre la necesidad de una Asociación de Jugadoras.
Glorimar Ortega, en la imagen en un partido de la temporada 2020 acomodando un balón, ha acudido a las redes sociales para retomar la discusión sobre la necesidad de una Asociación de Jugadoras. (David Villafane/Staff)

La polémica en la que se ha visto involucrada la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV) tras la cancelación de la serie final de la Liga de Voleibol Superior Femenino ha puesto de manifiesto varios asuntos que tienen que ver con cómo se manejan los deportes en los que participan las mujeres.

Como resultado, entre varias figuras del voleibol, parece haber un consenso: hace falta una asociación de jugadoras que las represente a la hora de tomar decisiones en la liga.

La situación ha detonado todo tipos de reacciones. Por un lado, hay reclamos en el sentido de que la negativa de la FPV a la petición de las Sanjuaneras de la Capital de sustituir a la refuerzo estadounidense Destinee Hooker-Washington por un embarazo de alto riesgo es una práctica discriminatoria contra las mujeres y es un reflejo de como operan las visiones patriarcales en el deporte femenino.

Mientras, la FPV ha señalado que la liga siguió el reglamento al pie de la letra y que lo que ha hecho el apoderado de las Sanjuaneras, Marcos Martínez, es desviar la atención para convertirlo en un asunto de género. De hecho, el presidente de la FPV, César Trabanco, ha señalado que Martínez fue uno de los gerentes que se opuso a un reclamo similar traído por las Valencianas de Juncos al principio de la recién finalizada temporada, en el que pedían una sustitución por complicaciones de embarazo y que se enmendara el reglamento de este año. En ese momento, todos los apoderados, incluido el de San Juan, se opusieron.

Asimismo, Trabanco negó que la decisión que tomó la federación tuviera un cariz de machismo y reconoció que el reglamento deberá enmendarse para el torneo del próximo año.

Ante este escenario, han surgido voces de jugadoras –como la de la veterana acomodadora Glorimar Ortega, de las Grises de Humacao, y la estelar esquina de las ahora hexacampeonas Criollas de Caguas, Karina Ocasio- que han estipulado la necesidad de tener un organismo que agrupe a las jugadoras para defender sus derechos.

“Nosotras necesitamos una asociación para tener voz y voto en la toma de decisiones de cualquier situación como esta en el torneo”, apuntó Ortega, quien compartió su reclamo en su cuenta de Twitter.

“Muchas de nosotras, digo muchas y creo que en su mayoría y hasta las mismas jugadoras de Caguas, hubiesen estado de acuerdo con traer esa segunda refuerzo. Pero esto trae cola porque cuando Juncos pide reservar a Paulina Prieto Cerrame en el sorteo de jugadoras (por complicaciones después de su parto), todos los apoderados dijeron que no. Ellos (los apoderados) dicen que no, porque Juncos se formó de una fusión de Trujillo Alto y Juncos y están molestos con esta situación, pues tienen jugadoras de dos equipos y también quieren reservar a Paulina. En parte, los entiendo. Pero, por otro lado, es injusto, y aquí es donde tiene que haber una asociación de jugadoras que sea el ente que represente y se echen a un lado estos chismes”, añadió Ortega.

La también presentadora de los Vaqueros de Bayamón en el Baloncesto Superior Nacional (BSN) recordó que para el 2017 se intentó hacer una asociación de jugadores de ambas ligas, tanto femenino como masculino, pero no se concretaron los planes.

En el caso de la capitana de las Criollas, acudió a su cuenta de Instagram para señalar la falta de acción de las jugadoras para crear una asociación. Igualmente, arremetió contra Hooker-Washington, a la que llamó “irresponsable”.

“Me hubiese encantado que todas las que ahora defienden los derechos de la mujer se hayan unido igual cuando puse a disposición mis abogados y recursos para hacer la asociación de jugadoras... no una si no dos veces... Dónde estaban en ese momento??! Esa es la verdadera pregunta...”, escribió Ocasio en una publicación en sus historias de Instagram.

Estas publicaciones duran 24 horas, por lo que este escrito en particular ya no es posible verse, pues fue compartido el domingo.

Al referirse a Hooker-Washington, Ocasio contó que esta era la segunda ocasión que la refuerzo firma un contrato que sabe que no podrá cumplir.

“Y ella (Hooker-Washington) es la segunda vez que firma un contrato a sabiendas de que no puede cumplir con el mismo. Caguas 2014 vino con el tobillo lastimado y no dijo nada, se le hizo devolver cada centavo bajo demanda por irresponsable y ganamos el campeonato con una refuerzo gracias a ella... Pero ahora ella es la víctima... Es una irresponsable y punto... Su deber era informar a su equipo antes de la fecha límite de cambio, y que conste que suerte tienen que es la única liga en la que se puede cambiar refuerzos por lesión, sin embargo a las nativas no...”, añadió la atleta, que dejo claro que es necesario que se cambien las reglas, pero entiende que esta situación no es una de discrimen sino de irresponsabilidad de una competidora.

Palabras de Karina Ocasio en una historia de su cuenta de Instagram.
Palabras de Karina Ocasio en una historia de su cuenta de Instagram. (Captura de Instagram)

“Un día nefasto”

Para la exjugadora del Baloncesto Superior Nacional Femenino (BSNF) y de la Selección Nacional de básquet, Yanira Liceaga, lo que ocurrió el domingo marcó un “día funesto” para el deporte femenino. Liceaga es abogada y fungió como vicepresidenta de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico.

“Ha sido un día funesto para el deporte femenino. Me parece una penalización del deporte femenino y una cancelación. El ‘cancel culture’ ha llegado a este punto. Tomamos esta decisión y cancelamos. Hay recursos legales. Las personas pueden impugnar los reglamentos. Tenemos que atemperarnos a los tiempos, y si el reglamento no está atemperado, pues hay que tomar medidas. ¿Cómo es posible que en una liga de mujeres -donde un embarazo es previsible- que eso (un embarazo de alto riesgo) no sea una lesión? ¿Qué se supone que haga la atleta? ¿Jugar embarazada o abortar? ¿Que no juegue?”, preguntó la licenciada sobre la decisión del domingo.

Ese día, la FPV proclamó campeonas a las Criollas de Caguas y suspendió por un año a todo el equipo de las Sanjuaneras de la Capital por su incomparecencia al primer partido de la serie final. El equipo de San Juan no acudió a ese partido y su apoderado había dicho que no irían a ninguno hasta que los tribunales atendieran un recurso que sometió el sábado pasado en torno a la sustitución de Hooker-Washington.

Este martes, el juez Anthony Cuevas, del Tribunal de San Juan, concedió la petición de la vista urgente solicitada por las Sanjuaneras. La audiencia está pautada para este viernes, a las 9:00 de la mañana, a través de la plataforma digital de Zoom.

💬Ver comentarios