En relación al embarazo de alto riesgo de la jugadora Destinee Hooker-Washington, la demanda de las Sanjuaneras contra la Federación Puertorriqueña de Voleibol ante el tribunal de San Juan aborda la definición de lo que es una "lesión", como condición de salud que no le permite la participación de la atleta.
En relación al embarazo de alto riesgo de la jugadora Destinee Hooker-Washington, la demanda de las Sanjuaneras contra la Federación Puertorriqueña de Voleibol ante el tribunal de San Juan aborda la definición de lo que es una "lesión", como condición de salud que no le permite la participación de la atleta. (José Santana )

El Tribunal de San Juan aprobó hoy, martes, una petición para celebrar una vista urgente en la demanda del equipo de las Sanjuaneras sobre la negativa de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) para sustituir una jugadora que no podía participar en la serie final por un embarazo de alto riesgo.

En su orden, el juez superior Anthony Cuevas pautó la audiencia para este viernes, a las 10:00 de la mañana, a través de la plataforma digital de Zoom.

“Examinado el escrito, así como los anejos que le acompañan y considerada la naturaleza extraordinaria del recurso presentado, señalamos vista urgente para determinar su procedencia”, dispuso el juez.

El sexteto capitalino había solicitado la sustitución de la jugadora refuerzo Destinee Hooker-Washington debido a la condición de cuidado de su embarazo.

El director del torneo, José “Picky” Servera; el presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), César Trabanco; y el Tribunal Apelativo y de Arbitraje Deportivo (TAAD) del Comité Olímpico de Puerto Rico rechazaron la petición del equipo, amparados en que el reglamento de la liga solo habla de sustituir jugadoras en caso de lesiones.

En protesta, las Sanjuaneras no se presentaron a dos partidos de la final, por lo que la LVSF declaró campeonas a las Criollas de Caguas y, a su vez, suspendió por un año al sexteto capitalino.

Mientras, la demanda ante el tribunal aborda la definición de lo que es una “lesión”, como condición de salud que no le permite la participación de la atleta.

“Estos (los demandantes) nos solicitan que declaremos que no autorizar la sustitución de una jugadora de refuerzo en la serie post-temporada por entender que un embarazo de alto riesgo, con instrucción médica para que la jugadora cese la práctica deportiva, no se ajusta a una interpretación lógica de lo que constituye lesiones incapacitantes e igualmente autorice a la parte Promoventea (las Sanjuaneras) a realizar la sustitución solicitada”, indicó Cuevas.

Agregó que también “solicitaron que se determine que la FPV no actuó conforme a su reglamento al no designar a un facultativo médico para acreditar el embarazo de alto riesgo de la jugadora y legitimar conductas discriminatorias en contravención a la Constitución del COPUR”.

“Finalmente, solicitaron que se revierta la determinación de la Federación de Voleibol de Puerto Rico de cancelar la serie final de la FPV y de proclamar al equipo de las Criollas de Caguas campeonas del torneo”, afirmó.

💬Ver comentarios