Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Kyra está perdida entre la desolación y las tinieblas de alguien en su quinta década de vida. (horizontal-x3)
Kyra está perdida entre la desolación y las tinieblas de alguien en su quinta década de vida. (IMDB)

El regreso de Michelle Pfeiffer a las películas de superhéroes con su participación clave en “Ant-Man and the Wasp” es acompañado por el estreno en las plataformas de streaming, VOD y DVD de “Where is Kyra?”, su primer rol protagónico en 11 años y su primera incursión en cine independiente.

El nuevo filme del director Andrew Dosunmu funciona como una antítesis a la mayoría de los filmes comerciales de Hollywood. Su personaje titular vive una crisis y la colaboración entre el director y la actriz logran que sea un laberinto de desesperación.

Las tácticas experimentales de la dirección le permiten a Pfeiffer dar una de las mejores interpretaciones de su carrera.

Kyra está perdida entre la desolación y las tinieblas de alguien que ha llegado al final de su quinta década de vida con un futuro financiero incierto. Al principio del guion de Darci Picoult, el público ve a un personaje que pasa sus días cuidando a su madre, extremadamente frágil de salud, y que trata de poner su vida en orden. Las heridas emocionales de su divorcio han sido empeoradas por tener que enfrentar la realidad de que ya está muy vieja para la mayoría de los empleos que solicita. La situación de Kyra empeora con la muerte de su madre, evento que la deja completamente desamparada económicamente. Consumida por sus miedos y frustraciones, la protagonista intenta sobrevivir tomando acciones que tienen consecuencias trágicas.

Durante toda su carrera, la mayoría de los logros histriónicos de Pfeiffer han vivido bajo la sombra de su belleza. En este filme, la dirección arriesgada y atípica logra que quede liberada su carisma y prueba su poder para desnudar el alma de su personaje frente a las cámaras sin tener que decir ni una sola palabra.

El trabajo de la actriz y los virajes fuertes del guion provocan que este filme sea una prueba para cualquier espectador. Cada “close up” que acerca el espectador le da un vistazo efímero a una mujer que desde hace mucho tiempo decido que había fracasado. Dosunmu y Pfeiffer convierten la historia de Kyra en una tragedia moderna con un final en el extremo opuesto de las fantasías escapistas de Hollywood.


💬Ver 0 comentarios