Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El escritor ya trabaja en una segunda parte de “Presagio” y está en el proceso final de su biografía. (FOTOS: [email protected])

Aníbal Santana Merced estaba convencido de que iba a morir en la cárcel. No tenía ni la más mínima duda que el único paisaje que le acompañaría por el resto de su vida serían los barrotes de su celda.


💬Ver 0 comentarios