(horizontal-x3)
El artista creó ocho escenografías distintas para la pieza "Romeo y Julieta", que conmemora los 50 años del Ballet Nacional de Perú. (Suministrada)

Durante décadas el maestro escenógrafo puertorriqueño Checo Cuevas soñó con viajar el mundo y presentar su trabajo en diversos escenarios. Imaginó infinitas posibilidades y las fue construyendo en su cabeza, esperando por esa gran oportunidad.

Ese deseo se le cumplió al artista, quien acaba de llegar de Lima, donde diseñó para el Ballet Nacional de Perú, la escenografía de “Romeo y Julieta”, de Prokofiev, con la que este grupo celebró su 50 aniversario. Este proyecto lo que hace es sumar un nuevo logro en la trayectoria de este incansable artista puertorriqueño, cuyas creaciones hacen posible que el espectador viaje y se sumerja en la magia del teatro.

El maestro Checo Cuevas, aquí en una foto de archivo del 2007. (Archivo GFR Media)

El estreno del ballet ocurrió el pasado 8 de diciembre en el Gran Teatro Nacional en Lima, con coreografía del peruano Jimmy Gamonet, quien es el director de la compañía, y con quien Cuevas colaboró hace unos años, cuando vino invitado por Ballet Concierto para la puesta de “Sueño de una noche de verano”, que se presentó en el Centro de Bellas Artes de Santurce, y más tarde en el Teatro Municipal de Lima.

Cuevas destacó que fue el propio Gamonet -a través del Ministerio de Cultura de Perú- el que le extendió la invitación para llevar a cabo la escenografía para tan importante ocasión. Durante dos años el escenógrafo puertorriqueño estuvo trabajando en el diseño junto al coreógrafo, hasta lograr un resultado final, compuesto por ocho escenografías para 13 cambios de escena.

(Suministrada)

“Combinamos algunos elementos icónicos utilizando proyección de vídeo y televisión fija para algunos sets, así que había una combinación de todos los elementos que podíamos utilizar para resolver esta pieza que es una pieza compleja”, expresó sobre el montaje que, indicó, incluyó imágenes fijas y en movimiento en retroproyección, y los elevadores en combinación con la tramoya tanto manual como eléctrica.  

El maestro, quien se retiró de la Universidad de Puerto Rico en el 2012, partió a Lima el pasado mes de octubre para supervisar el proceso de realización hasta el estreno la semana pasada. “Para mí ha sido una experiencia fuera de serie”, dijo. “He encontrado un teatro maravilloso con unos adelantos tecnológicos que yo siempre hubiese querido tener acá y no los tenía, pero bueno. Realmente ha sido una cosa totalmente distinta, una experiencia tremenda”, agregó en entrevista telefónica.

A raíz de esta oportunidad el ministro de Cultura de Perú, Salvador del Solar, le exhortó a que regrese al país latinoamericano para continuar mostrando su arte. “Me dijo, ‘espero que regreses’ y yo le dije ‘espero regresar porque realmente lo necesitamos, el país está en una situación bien difícil y necesitamos trabajo y una manera de comunicarle elementos positivos a mi gente’”, comentó Cuevas sobre la conversación que tuvo con el ministro.

El profesor jubilado del Departamento de Drama de la UPR compartió que jamás pensó que se seguirían abriendo puertas en su carrera a sus 67 años. Pero por suerte, se equivocó. “Estamos a cinco años de mi jubilación, entonces uno como que siente y se pregunta ¿esta será mi última? Pero no, yo espero que no, espero que siga”, manifestó entre risas.

“Yo quisiera todo hacerlo en mi país y no hay nada mejor que hacer lo que hago para mi gente, pero si surgen estas oportunidades uno no puede rechazarla porque ofrecen una perspectiva distinta”, continuó.

Cuevas resaltó que con este proyecto -el tercero que lleva a cabo en Latinoamérica - se ha llenado de fuerzas para continuar. De hecho, comentó que su taller en Barranquitas sufrió mucho debido al azote del huracán María y, tras esta experiencia en Perú, ha llegado con energía y ganas para restaurarlo y continuar.

“Perdí el techo y mucha escenografía que ahora está a la intemperie. Pero acabo de regresar de Perú y ya voy de camino al taller para reconstruirlo y recobrar mi espacio de nuevo para seguir adelante”, compartió con evidente emoción este inquieto escenógrafo quien, sin duda, inicia una nueva etapa en su impecable carrera compartiendo su arte con el resto del mundo. 


💬Ver 0 comentarios