Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Tú, miel de cortesana hipocresías; yo no;

que en todos mis poemas desnudo el corazón.

-Fragmento de A Julia de Burgos

De Julia de Burgos mucho se ha dicho; lo bueno, lo malo y lo que poco aporta también. Lo que nunca podrá asociarse con ella son la hipocresía y el convencionalismo. La poeta carolinense dijo lo que sentía, como lo sentía y cuando lo sentía. Es imposible leer sus poemas y no identificar una mujer con el corazón en carne viva.

“Pero fíjate, no tiene importancia. Julia ya no es la Julia humana es parte del imaginario de quien disfruta su poesía, no se pertenece a ella misma, como mujer le pertenece al lector”, opina la actriz Johanna Rosaly quien junto a la cantante Zoraida Santiago caracterizará a todas esas Julia que el lector imagina cuando lee sus versos en el trabajo Viva… Julia de Burgos, descrito como una abstracción sobre la vida y obra de la escritora que la ubicará en Puerto Rico, Cuba, República Dominicana y Nueva York.

Dirigido por Gil René y con la participación de actores como Carlos Esteban Fonseca, Aida Encarnación, Yinoelle Colón y Carolina Isabel, además de diez bailarines liderados por el coreógrafo Raúl de la Paz, la pieza subirá a escena el próximo 10 de noviembre en el Centro de Bellas Artes de Guaynabo. Habrá funciones estudiantiles y para público general.

“Si la percibimos como un corazón sangrante, esa mujer sufrida y doliente, esa es la nuestra. Si la percibimos como amante de la naturaleza, eso es. Si la vemos como poeta feminista que se lanza adelante en un mundo de varones, como la que emigra y trata de sobrevivir en las entrañas de un monstruo como el entorno neoyorquino, no importa tampoco. Ella es todas esas cosas”, agrega Rosaly, quien precisamente andaba por las calles de Nueva York antes de integrarse a los ensayos de este trabajo teatral.

“Ella vivió esa realidad neoyorquina tan distinta de Puerto Rico, así que aquí puedo imaginarla caminando por las calles, tratando de sobrevivir un mundo tan extraño, tan ajeno, tan hostil en muchos casos. Cruzar una calle de Nueva York me sirve para Julia, escuchar un idioma que no es el mío, que alguien me trate con rudeza o me empuje en un tren me sirve para Julia”, expone y agrega que el trabajo es ideal para “sensibilizar” a las nuevas generaciones.

Sin embargo, la actriz advierte que Viva... Julia de Burgos no le pide que sea un calco de la poeta fallecida en el 1953. Señala que “el trabajo va a ser muy fluido” puesto que su personaje “pudiera ser o no Julia de Burgos”.

“Por eso no he hecho un esfuerzo por hacer que me parezca físicamente a ella. Si vamos a ver, todas las mujeres tenemos algo de ella y de todas las mujeres que nos enseñaron a vivir y a ser mujer”, asevera.

Rosaly conoció el trabajo de la poeta cuando estaba en la adolescencia. Río Grande de Loíza fue su introducción al mundo de la mujer considerada una de nuestras poetas bandera.

“El famoso poema suyo del río de Loíza me impresionó mucho por sus connotaciones sexuales, el reclamo de esa mujer que antropomorfiza el río y lo convida a hacerse parte de ella es una imagen absolutamente erótica y para una muchacha adolescente como era yo en ese momento fue impresionante”, rememora entre risas.

A Julia nunca la ha caracterizado aunque sí a otras autoras como Virginia Wolf, cantantes como María Callas o reinas como Cleopatra.

“Interpretar personajes de la historia, sobre todo si te quedan muy cerca, es un gran reto y responsabilidad porque todo el mundo tiene una concepción de esa persona. Todo el mundo tiene en su mente una Julia, pero siempre es apetecible hacerlos”, explica.

Julia de Burgos pertenece a una generación de mujeres boricuas previa a la de Rosaly. “Fuimos mujeres que abrimos brechas a sangre, sudor y lágrimas. Las jóvenes contemporáneas tienen un camino trazado y desgraciadamente piensan que las cosas siempre fueron así y se relajan. Me asusta que las veinteañeras estén cómodas y piensen que la lucha ya terminó. Todavía hay largo trecho por caminar”, culmina la actriz.


💬Ver 0 comentarios