Pablo Ferrández. (Suministrada)

“La primera memoria que tengo es saber que soy Pablo y toco el chelo”, dice al otro lado del teléfono el chelista español Pablo Ferrández con una voz enérgica que se acerca más a la de un adolescente que a la de un hombre de 28 años.


💬Ver 0 comentarios