Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La
La muestra está enmarcada en el Desfile Puertorriqueño que se llevará a cabo el domingo. (Suministrada)

La rabia de los puertorriqueños, el peso de las macanas, el ardor del gas pimienta, la solidaridad entre los manifestantes, el fuego que prende banderas con furia, las hondas y sus piedras, el suspiro de un beso revolucionario, rostros, carteles, banderas y capuchas, en fin, la realidad combativa de los puertorriqueños que, en los pasados meses, se han manifestado en contra de PROMESA, la Junta de Supervisión Fiscal y las políticas de austeridad del gobierno, llegarán a Nueva York este sábado como parte de la exposición “Resistencia boricua”.

La muestra de 44 fotos -que se presentará en La Marqueta Retoña- está enmarcada en el Desfile Puertorriqueño que se llevará a cabo el domingo.

“Quise jugar con esa cosa política. Como se ha puesto todo tan político, quise darle a la comunidad una muestra de la realidad de lo que estamos viviendo los puertorriqueños en resistencia. Son fotógrafos y fotoperiodistas que están poniendo su arte para que la gente vea lo que está pasando en Puerto Rico”, explicó a endi.com José “Fofito” Pérez, dueño de La Respuesta, en Santurce, y gestor cultural de La Marqueta Retoña en el East Harlem.

Los fotógrafos que compartieron sus piezas fueron: Alex Díaz, Carlos Rivera Giusti, Supakid, Eduardo Martínez, Eric Rojas, Harold Camilo, Luis R. Vidal, José Jiménez, Juan Luis Martínez, Manuel Vélez, Ricardo Alcaraz, Sebastián Meltz-Collazo, Thais Lorca, Ramón “Tonito” Zayas, Wanda Liz Vega y Xavier Araújo.

(Suministrada)

La idea surgió luego de la controversia que generó el reconocimiento que darían los organizadores del multitudinario evento al ex prisionero político Oscar López Rivera y que motivó a empresas como Goya, AT&T, Corona, McDonalds y JetBlue a retirar sus auspicios del Desfile, la manifestación cultural puertorriqueña más grande en Estados Unidos.

“Todo se ha centrado en la figura de Oscar, porque ciertos elementos mediáticos y políticos quieren centrarlo en él. Pero la parada es mucho más que eso. Es la unión del pueblo volviendo a su raíz. Un grupo que sale a la calle a celebrar la hermosura que es ser puertorriqueño”, expresó.

López es una de más de 20 personas que serán homenajeadas en la actividad. Entre ellas se encuentra el salsero Gilberto Santa Rosa, la campeona olímpica Mónica Puig, el Equipo Nacional de Béisbol de Puerto Rico, la gimnasta Laurie Hernández, el reguetonero Yandel, el nuevo miembro del salón de la Fama del béisbol Iván Rodríguez, entre otros.

Para el gestor cultural, toda la polémica que ha surgido ha sido injusta con los otros puertorriqueños que estarán siendo reconocidos en el Desfile por sus logros.

(Suministrada)

“Ha sido súper injusto porque hay mucha gente haciendo cosas bien nítidas por el país. Esto es un complot con el propósito de dividirnos como puertorriqueños en la isla y dividirnos en la diáspora con la figura de Oscar. Él no es una persona que está en el medio, la gente o lo ama o no lo apoya, y nos ponen pelear y se nos olvida que somos puertorriqueños y que vamos a marchar por la cultura y la nación que tanto amamos”, denunció.

No obstante, Fofito asegura que esta controversia puede resultar positiva en el futuro para la parada. Según el comerciante, la presencia de las grandes cadenas transformó el Desfile en un negocio más allá de una celebración de la cultura puertorriqueña.

“Para los organizadores ha sido un balde de agua fría, pero han hecho un esfuerzo increíble por defender lo que ellos piensan, sus decisiones, que creo son muy buenas. Me quito el sombrero ante la junta y los organizadores de la parada, que han abierto su diálogo a cosas más sencillas y culturales y menos comerciales, y creo que eso le va a hacer un bien a la parada en un futuro y a la comunidad puertorriqueña en general. Yo llevo peleando con que la parada tiene que volver a ser simple desde hace muchos años, creo que en la simpleza está la belleza”, afirmó.

La carroza de Oscar López va

Fofito -quien desde hace 5 años fue contactado por la concejal de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, con el propósito de reforzar el puente cultural entre Puerto Rico y Nueva York con el proyecto La Marqueta Retoña- también forma parte de los encargados de confeccionar la carroza donde estaría López Rivera, junto al colectivo Poncili Creación.

(Suministrada)

Pese a que López Rivera declinó el homenaje para intentar poner fin a la disputa que ha rodeado el evento, Fofito aseguró que la carroza funciona independiente de la presencia del líder independentista.

“Todos hemos recibido tanta presión que Oscar decidió que no va a ser honorario, pero yo estoy seguro que él va a caminar y a treparse de vez en cuando. La carroza está basada enlas cosas que le gustan a él, en el mar”, señaló.

El carruaje, llamado “Mar -Hogar”, está compuesto por esculturas en movimiento que interactúan entre sí y con el público celebrando la libertad. “La bandera que nos une y que preside la carroza, cobra vida e invita a todos los presentes a celebrar, pero también a tomar acción para proteger el patrimonio ecológico y la integridad de Puerto Rico, que peligran actualmente bajo las condiciones de estrés económico”, detalló.

Como parte del Desfile, también se creó un grupo con cuatro miembros del colectivo los “payasos policías” (Israel Lugo, Yusef Soto, Roy Sánchez y Andrea Martínez), junto a unos 100 artistas de la diáspora de distintas disciplinas, quienes representarán un pelotón de “jibaros en resistencia” en defensa principalmente de la tierra y la agricultura. “Vamos a estar haciendo consignas y usando el humor para llevar nuestro mensaje”, indicó Lugo.

Luego, participarán de una actividad en La Marqueta Retoña, donde también estará el grupo de plena puertorriqueño Viento de Agua, en la que se le realizará un homenaje a López Rivera.

(Suministrada)

Algunos familiares de víctimas de atentados de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) -especialmente del bombazo al Fraunces Tavern-, grupos conservadores y estadistas puertorriqueños, ejercieron presión hasta que consiguieron que los principales auspiciadores desistieran de participar del Desfile. El gobernador de Nueva York, Andrew Coumo tampoco asistirá.

Mientras, más de 40 funcionarios puertorriqueños electos mantuvieron su apoyo al evento, que coincide con el plebiscito de status convocado por el Partido Nuevo Progresista.

López Rivera quedó libre el pasado 17 de mayo, luego de pasar 35 años en prisión por cargos de conspiración sediciosa, el mayor tiempo que ha estado un prisionero político puertorriqueño en cárceles estadounidenses.

Las FALN reclamaron la autoría del atentado al restaurante Fraunces Tavern en 1975, que cobró la vida de cuatro personas y dejó cerca de 60 heridos. No obstante, en entrevistas con El Nuevo Día, desde la prisión de Terre Haute, en Indiana, López Rivera se ha mantenido firme en que no tiene sangre en sus manos y estuvo en Puerto Rico para esa fecha.


💬Ver 0 comentarios