Desde la izquierda: El barítono Ricardo José Rivera, la soprano Meechot Marrero y el tenor Joel Prieto. (Suministrada)

La temporada de Grandes Artistas en el Conservatorio de Música de Puerto Rico, en la Sala Sanromá del Teatro Bertita y Guillermo L. Martínez, continuó con el concierto titulado “Nuestro Joel Prieto y sus amigos”. Este concierto se llevó a cabo el sábado 27 de marzo ante un público limitado. Sin embargo, el mismo fue grabado y podrá ser disfrutado el sábado 3 de abril a las 7:00 p.m. a través del canal de YouTube de CulturArte.

El director artístico de CulturArte, Guillermo Martínez, produjo un programa coherente en tres actos -similar a otros planteamientos estéticos de la más alta calidad de esta casa productora-. En esta ocasión los protagonistas fueron tres jóvenes talentos de esta Isla, Joel Prieto, Meechot Marrero y Ricardo José Rivera quienes despuntan como estrellas internacionales del arte del bel canto.

El tenor puertorriqueño Joel Prieto

La juventud, energía y presencia escénica de Joel Prieto resultan siempre refrescantes. Comenzó con la conocida aria “La fleur que tu m’avais jetée”, de la ópera Carmen de Bizet, acompañado al piano por el director y educador musical, Joseph Bolt. Prieto demostró una sutil intensidad ligada a su voz lírica única, que lo ha situado en un pedestal entre los tenores del bel canto.

El barítono Ricardo José Rivera proyectó una potente voz muy afinada en “Lo morro ma lieto in core”, del tercer acto de Don Carlo de Verdi.

La soprano Meechot Marrero, educada -al igual que Prieto-, en el Coro de Niños de San Juan, hizo alarde de su excelsa musicalidad en el aria “Quel guardo, il cavaliere” de Don Pasquale de Donizetti.

Antes del primer intermedio, Prieto y Marrero bordaron “Caro elisir sei mio” de L’elisir d’amore, también de Donizetti. Luego se les unió el barítono Rivera para cerrar este acto con el trío “Tra-la-la-la” de la misma obra.

La soprano Meechot Marrero y el tenor Joel Prieto durante la interpretación de “Caro elisir sei mio” de L’elisir d’amore.

La segunda parte fue dedicada a escenas de zarzuelas de la tradición española. Ricardo José demostró gracia y salero en “Mi aldea” de la zarzuela Los Gavilanes de Guerrero.

La singular voz de Meechot Marrero, brillante y oscura a la vez, fue el vehículo para expresar el sentimiento de “La petenera” de Moreno-Torroba.

Prieto acompañado del maestro Bolt estuvo espléndido en la famosa “No puede ser” de La tabernera del puerto de Sorozábal.

El sentido del humor estuvo presente cuando Meechot y José Ricardo entonaron a dúo “Para comprar a un hombre” de Luisa Fernanda.

El barítono Ricardo José Rivera durante su intervención en la parte del concierto dedicada a la zarzuela.

Las primeras tres canciones de la tercera parte me hicieron recordar a Yogi Bhajan, que decía que lo mejor de los Estados Unidos son sus canciones. El barítono Rivera encantó el auditorio con su lectura de “Some Enchanted Evening” de South Pacific, de la pluma genial de Richard Rodgers.

Meechot hizo alarde de dulzura acompañada del guitarrista Josiane Feliciano con un memorable “Over the Rainbow” del Mago de Oz de Arlen. Prieto hizo vibrar las sensibilidades en “First Time Ever I Saw Your Face”, una canción que el cantautor escocés Ewan MacColl escribiera en 1957 para la folklorista Peggy Seeger.

Y de paseo por Latinoamérica, la guajira “Quizás, quizás, quizás” de Osvaldo Farrés funcionó estupendamente en la voz de Rivera sobre un arreglo del profesor Josiane Feliciano. “Alfonsina y el mar” de Ariel Ramírez, cantada por Prieto, resonó amplia en su cadencial ritmo de samba argentina.

Meechot Marrero entonó con nostalgia el bolero “Contigo a la distancia” de César Portillo de la Luz y cerraron el programa de la espectacular noche de tres voces mágicas puertorriqueñas con “Preciosa” de Rafael Hernández, en un arreglo de Enrique Bayoán Ríos Escribano, quien además tocó la zampoña y dirigió al Grupo Tepeu, con el cuatrista José Eduardo Santana y Feliciano en la guitarra.

De regalo, Meechot hizo una versión angelical de “Estrellita” del mexicano Manuel María Ponce; Ricardo José convenció con las bellas frases en italiano de “Core ‘ngrato” de Cardillo; y Joel estuvo magistral en “Non ti scordar di me” de Ernesto De Curtis.

Cerraron todos unidos con la gracia caribeña del “Amanecer borincano” de Alberto Carrión.

Los cantantes Ricardo José Rivera, Meechot Marrero y Joel Prieto acompañados por el Grupo Tepeu. (Johnny De Los Santos)

En detalle

Este concierto se filmó en la Sala Guillermo y Bertita Martínez del Conservatorio de Música de Puerto Rico, ante un público reducido, el pasado 27 de marzo y se transmitirá por el canal de YouTube de CulturArte el sábado 3 de abril, a las 7:00 p.m.

Repertorio del concierto

Primera parte

La fleur que tu m’avais jetée, Carmen, Georges Bizet

Io morro ma lieto in core, Don Carlo, Verdi

Quel guardo, il cavaliere, Don Pasquale, Gaetano Donizetti

In un coupe, La bohème, Giacomo Puccini

Caro elisir sei mio y Tra-la-la-la, L’elisir d’amore, Gaetano Donizetti

Segunda parte

Mi aldea, Los Gavilanes, Jacinto Guerrero

La petenera, La Marchenera, Ruperto Chapí

No puede ser, La tabernera del puerto, Pablo Sorozábal

Para comprar a un hombre, Luisa Fernanda, Federico Moreno Torroba

Torero quiero ser, El gato Montés, Manuel Penella Moreno

Tercera parte

Some Enchanted Evening, South Pacific, Richard Rodgers

Over the Rainbow, Wizard of Oz, Harold Arlen

First Time Ever I saw Your Face, Ewan MacColl

Quizás, quizás, quizás; Osvaldo Farrés

Alfonsina y el mar, Ariel Ramírez

Contigo en la distancia, César Portillo de la Luz

Preciosa, Rafael Hernández Marín

💬Ver comentarios