Lizmarie recordará desde sus inicios como bailarina de reguetón hasta sus experiencias como actriz. (semisquare-x3)
Lizmarie recordará desde sus inicios como bailarina de reguetón hasta sus experiencias como actriz. (Luis Alcalá del Olmo)

Para la actriz Lizmarie Quintana, el mes de mayo el escenario es su catarsis. Resulta ser su liberación de recuerdos, anécdotas, vivencias y la oportunidad de decir lo que siente sin tapujos ni inhibiciones.

La actriz lleva seis años desnudando su alma a través de risas, crítica social e irreverente y olvidando las cámaras de televisión y las líneas de algún proyecto dramático. Hacerlo la divierte, la conectar con la realidad y desahogar y compartir todas las preocupaciones que vive como mujer, pareja, hija, hermana y ciudadana.

Es por ello que nunca ha callado lo que siente. Sus posturas referentes al trabajo legislativo, a las diversas administraciones gubernamentales, a las leyes que interfieren con las decisiones individuales del ser humano y a las injusticias son parte de los argumentos que debate en cualquier espacio siempre que impere el respeto. Con esto en mente regresa el próximo mes al Centro de Bellas Artes (CBA) Luis A. Ferré con su espectáculo de comedia “Noche de travesuras”.

Hasta el momento, el “stand up” cuenta con tres funciones los días 31 de mayo, 1 y 8 de junio en el Bellas Artes.

Expresar sus preocupaciones y recordar un poco sus inicios como bailarina de reguetón hasta convertirse en una actriz probada en las tablas y en la televisión es parte de lo que abordará en el espectáculo que incluye parodias, canciones y mucha risa.

“Quienes critican el show es porque nunca han ido a un espectáculo mío. Esta vez queremos sacarle partido a mis inicios. Empecé como modelo de vídeos de reguetón. Fui la modelo del vídeo ‘Noche de travesuras’ de Héctor y Tito, lo que pasa es que ahora parece me tragué a Héctor El Father, a Divino y a todos los del vídeo. Emineh fue la que me dijo: ‘qué tal si haces ese pasado oscuro’. Trabajaba como modelo y tenía que bailar, pero nunca salí en gistro y tampoco es que juzgue a quienes lo hagan. Vamos a recorrer un poco de esa etapa de mi vida y a reírnos”, indicó la actriz que es parte del elenco del programa “Raymond y sus amigos” de Telemundo. Hasta hace dos meses fue parte del programa Día a Día y decidió dejarlo para poder dedicarse a otros proyectos teatrales.

Quintana, quien se ha destacado mayormente en la comedia, aunque también ha realizado proyectos dramáticos, narró que todavía se encuentra escribiendo el libreto de su show, ya que “tengo mucho material”.

Según dijo, sus seguidores le escriben con frecuencia cuando sucede algún acontecimiento que pueda desarrollar en el paso de comedia.

“En las redes sociales me escriben puedes usar esto o esto otro. Espero mayo con ansías. Es mi desahogo. Mi show es una crítica a todo lo que pasa en el país y a lo que me pasa a mí en mi relación con Emineh, lo que me pasa con mi compañeros de trabajo... de eso trata la vida y nos tenemos que reír”, afirmó.

La actriz aseguró sentirse afortunada de mantenerse activa en las artes escénicas desde el día que decidió dedicarse de lleno a la actuación gracias a un consejo de su compañera, la directora Emineh de Lourdes.

“Recuerdo que Emineh me dijo: 'Lizmarie tienes que decidir que tú quieres ser. Si vas a seguir moviendo el culi... en los vídeos o te vas a dedicar a la actuación'. Mi decisión fue crucial porque toda mi vida lo que siempre quise fue ser actriz y ella me ayudó a enfocarme”, narró la actriz que agradece la dirección de su pareja en casi todos los proyectos artísticos.


💬Ver 0 comentarios