Julián Gil pasó casi dos años en pleito legal con Marjorie de Sousa por la custodia de su hijo Matías.  (GFR Media) (semisquare-x3)
Julián Gil pasó casi dos años en pleito legal con Marjorie de Sousa por la custodia de su hijo Matías. (GFR Media)

Tras lamentar que ni un minuto a solas ha podido estar con su hijo Matías, desde que se separó de Marjorie de Sousa, el actor Julián Gil dijo que deja en manos de Dios la oportunidad de ver nuevamente al pequeño, a quien le gustaría extrañar más, pero ante la falta de convivencia no ha podido crear un apego.

"Me gustaría extrañarlo más, pero lo que pasa es que tú no puedes extrañar algo que no tienes, ni que nunca has tenido", expresó el actor en entrevista con la periodista dominicana Lourdes Stephen.  

"Me encantaría poderlo extrañar mucho más. Suena duro pero es la verdad. No he estado un solo día de mi vida con él solo, ni un minuto", lamentó el galán de telenovelas. 

Y es que Gil y Marjorie de Sousa se enfrascaron en un pleito legal poco después de que nació Matías, en enero del 2017. 

La venezolana exigió a la actor una manutención para su hijo y pidió la custodia legal del pequeño. Los artistas enfrentaron una batalla legal en los tribunales. 

Durante el proceso, el juez que llevó el caso determinó que Gil podía ver al pequeño una vez a la semana en el Centro de Convivencia de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, algo a lo que nunca estuvo de acuerdo el actor, pero acudió algunas veces al lugar para ver al pequeño. 

La última vez que Gil vio a Matías fue en agosto pasado.

El fallo del juicio salió a favor de la venezolana, quien obtuvo la custodia del menor.

Pero apenas hace unas semanas, el juez canceló las visitas en el Centro de Convivencia entre Gil y Matías, pero ahora falta que dictaminé el nuevo calendario de encuentros del famoso actor con su hijo. 

En ese sentido, el protagonista de "Por Amar sin Ley" dijo que no confía en la justicia de los hombres y que esperará a que Matías tenga una edad suficiente para que pueda tomar sus propias decisiones. 

"Hay que dejarlo en manos de Dios. Ya hemos visto que si se deja en manos de la justicia como está ahora, pues no se logra nada", aseguró el actor de 48 años.

"Yo he ido asimilando que eso no va a ser ni mañana, ni pasado ni de aquí a un año, es algo que yo sé que va a pasar entiendo yo cuando el niño tenga un poco más de uso de razón y pueda tomar decisiones por él mismo", indicó el antagonista de "Sueño de Amor". 

Respecto a su expareja, Marjorie de Sousa, dijo que no tiene intenciones de un acercamiento con ella, ya que está cansado de la batalla legal que llevó con ella, durante casi dos años, por la custodia de Matías.

"No te puedo decir ni que la quiero, ni que la respeto, ni que la amo, porque ha sido una persona que no solamente me hace daño a mí sino también a él (Matías)", afirmó Gil. 


💬Ver 0 comentarios