(semisquare-x3)
Farruko se declaró culpable en marzo sin contar con un acuerdo con la fiscalía. (Luis Alcalá del Olmo)

El cantante de música urbana Carlos Reyes Rosado, mejor conocido como Farruko, no tendrá que ir a la cárcel después de que el juez federal Gustavo Gelpí le impusiera una sentencia de tres años de probatoria.

Gelpí también le impuso una orden de confiscación de $41,802 en relación al dinero no declarado a las autoridades que le encontraron en sus maletas y que dio paso a la acusación de la que hizo alegación de culpabilidad.

Durante la vista de sentencia, la fiscal federal María Montañez reiteró la posición de que la pena apropiada era de 16 meses de prisión.

También defendió la petición de que se confiscara el total ocupado en las maletas de Reyes Rosado, cantidad que ascendía a $51,802, lo que fue objetado por el abogado de la defensa Allan Rivera.

Rivera indicó que ese dinero había sido obtenido legalmente por una presentación que hizo Farruko en República Dominicana y sometió copia del contrato para evidenciarlo.

Por su parte, Gelpí destacó que la misma fiscalía admitido que no tenía evidencia alguna de que el origen del dinero tuviera alguna relación con un acto ilegal, pese a que el registro de las maletas surgió luego de que un can de agentes de la Patrulla Fronteriza marcara el equipaje porque supuestamente había detectado olor a sustancias controladas, lo que no se encontró, pero sí el dinero.

La violación legal de Farruko se configuró al llenar un documento federal indicando que no cargaba consigo cantidad en exceso de $10,000.

Los cargos son de mentir a las autoridades y contrabando de dinero a territorio de estadounidense.

Gelpí entonces ordenó a confiscación del dinero ocupado sobre los $10,000 que podía entrar sin declarar.

En cuanto a la sentencia, Rivera resaltó que su cliente le pidió reconocer el error cometido en momentos que el abogado se preparaba para ir a juicio, que nunca había tenido problemas con las autoridades y clamó a la corte que le permita continuar con sus negocios, con la que mantiene empleados y provee a su familia.

“Quiero aprovechar esta oportunidad para disculparme con la comunidad, mi familia, mi papá que está presente en la sala, también a mis fanáticos que me siguen”, expresó Farruko.

“Dentro de todo, he sido un líder dentro de mi carrera y mi música, y no quiero que vean esto de mí. Es un error que cometí”, agregó el intérprete, quien también agradeció al tribunal por permitirle viajar fuera de territorio estadounidense para continuar con sus presentaciones artísticas durante el año que estuvo bajo fianza.

“Hay mucha gente que depende de mí, mi familia y empleados. Si lamentablemente tengo que ir a la cárcel, sufrirían con sus trabajos. Sirvo mejor afuera que adentro”, manifestó.

Antes de dictar sentencia, Gelpí destacó que no tiene expediente criminal.

También dijo que “no soy experto en su tipo de música”, pero “normalmente está la percepción de que alguien que lo canta viene del tráfico de drogas, de gangas y el señor Reyes creció con sus padres, quienes trabajaron fuerte para que estudiara y hasta lo tuvieron en un colegio privado, de donde se graduó y trabaja desde los 18 años”.

Asimismo, apuntó que pese a las complicaciones de su compromisos artísticos internacionales nunca falló con el personal que velaba con su cumplimiento con las condiciones de fianza, además de que su historial plantea que ha cumplido con sus responsabilidades contributivas como empresario.

“Por estas razones, entendemos que una probatoria es lo más apropiado en este caso”, expresó Gelpí.

Entonces, fijo la sentencia en tres años de probatoria, periodo en el que tendrá que cumplir con estrictas medidas de monitoreo, incluyendo pedir permiso para viajar fuera de territorio estadounidense para sus presentaciones y someterse a pruebas de dopaje.

El padre de cantante, Efrén Reyes Rosado, quien estaba en sala, no pudo contener el llanto tan pronto comprendió que su hijo no iría a la cárcel.

Esperó a Farruko en el pasillo de la sala hasta que salió y ambos se abrazaron durante varios minutos.

“Le doy gracias a Dios”, manifestó Farruko al salir del tribunal. “Creo que (el juez) fue super flexible. Tomó muchos factores que son realidad. Uno no es lo que piensan negativo de mí”.

“Estoy agradecido con mi papá, que estuvo conmigo aquí. Como hijo me da vergüenza porque uno no lo quiere exponer a esto ni a que sufra”, abundó. “Hoy mismo cuando salí de casa, hablé con mi abuelo y lo vi llorando y me partió el corazón”.

“Yo estaba preparado para las dos cosas. Uno siempre anda con las dos bolsas, con la de ganar y perder”, continuó Farruko, al indicar que sobre la posibilidad de ir a la cárcel “no tenía temor, porque siempre ando con Dios y estaba tranquilo para lo que pasara, estaba preparado mentalmente”.

Su padre aseguró que nunca dudó de que Farruko se libraría de ir a la cárcel, al punto de que nunca llegaron a hablar de qué harían con los negocios de su empresa en caso de que tuviera que hacerse cargo.

“Estábamos bien confiados en Dios. Ni hablamos de eso”, afirmó el padre. “Me siento feliz, pero esperaba esto porque. Ya había orado mucho y esperaba que Dios iba a hacer a hacer este milagro”.


💬Ver 0 comentarios