Su primer amor no fue el bajo, sino más bien la guitarra y, sobre todo, la trompeta, instrumento que aún le fascina.
Bobby Valentín junto a Cano Estremera aportó grandes éxitos a la salsa. (Gerald López Cepero)

Cuando en la década del 70 el director musical Bobby Valentín le dio la oportunidad al cantante Cano Estremera en su orquesta, bastó con escucharlo una vez para confirmar que se trataba de “un artista con una identidad irrepetible”.

Hoy, jueves, en medio de la noticia de la muerte del proclamado “Dueño del soneo”, -quien falleció esta tarde en un hospital en la isla- el “Rey del bajo” recuerda el legado de Estremera y las grandes aportaciones que hizo al género de la salsa.

Muere Cano Estremera, leyenda de la salsa e intérprete de éxitos como “La Boda de ella”

Cano era único. Fue un artista con una identidad y un talento muy distinto. Su estilo lo estableció desde el primer día. Recuerdo cuando lo escuché con la (orquesta) Mulenze y dije tengo que traerme a ese muchacho. En el género no había un estilo como el de Cano. Siempre andaba buscando sonido y voces y Luigi Texidor salía del grupo y ahí fue que entró Cano. Tenía un talento muy distinto”, narró Valentín, quien aún no asimila la sorpresiva noticia de la muerte del sonero de 62 años.

“Me llamó un amigo y todavía no lo creo. Me quedé en shock. Sé que él pasó por un percance de salud fuerte con los trasplantes de pulmones, pero no imaginaba esta noticia. Mi fortaleza para la familia”, indicó el director musical quien aseguró que hace años no conversaba directamente con Estremera.

Diez canciones para recordar a Cano Estremera

Fue Valentín quien encaminó la carrera de Estremera, primero dentro de su agrupación al grabar la producción “La boda de ella”, uno de los grandes éxitos del “Dueño del soneo” y luego con el disco “Bobby Valentín presenta a Cano Estremera”.

Ambas producciones fueron las que impartieron fuerza a la carrera como solista del vocalista. En total, Estremera grabó con Valentín, seis discos. En 1985, Estremera decidió desligarse del “Rey del bajo” y fundó su agrupación.

Cano estuvo cerca de ocho años conmigo. Siempre lo vi como un artista aparte y le di esa primera oportunidad como solista cuando le produje los primeros dos discos. Después él se fue por su cuenta y respeté su decisión. De mi parte nunca quedó un pendiente, ya que siempre he separado lo personal con lo comercial. No teníamos una relación de llamarnos, pero siempre que nos veíamos nos saludábamos. De hecho, estábamos esperando que pudiera seguir en la música porque aportó mucho a la salsa en su isla, América del Sur y Centro América”, sostuvo Valentín.

La última vez que Valentín y Estremera estuvieron juntos en un escenario fue en la década del 90 en el Anfiteatro Tito Puente en San Juan.

Para los aficionados de la salsa la fórmula del “Dueño del soneo” y el “Rey del bajo” en tarima siempre fue ganadora de grandes éxitos.