Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Hermes Croatto prepara un disco de la mano de Eduardo Cabra y el cantante Sie7e

El cantautor compartió “Un café en la plaza” de Yauco como parte del proyecto “Somos Puerto Rico” y habló de su relación con el municipio, del recuerdo de su padre y de su próximo disco

27 de agosto de 2021 - 8:15 PM

Nota de archivo
Esta historia fue publicada hace más de 3 años.
El cantautor Hermes Croatto. (XAVIER GARCIA)

Los sabores de Yauco quedaron adheridos a la memoria viva del cantante Hermes Croatto, quien, desde niño, solía visitar el Convento de las Hermanas Dominicas de Fátima, en la Hacienda Santa Rita, de la mano de su padre, el fenecido cantautor Tony Croatto.

Ese recuerdo afloró ayer, jueves, cuando el artista llegó a la plaza pública Fernando de Pacheco y Matos para participar del evento “Somos Puerto Rico” en el segmento de entrevista “Un café en la plaza”, conducida por la reportera Rosalina Marrero, con quien compartió cómo es su conexión con el pintoresco pueblo.

“Yo me tomo el café prieto con un poquito de azúcar, pero pa’ que me despierte”, mencionó Croatto al iniciar la conversación en vivo frente a un público diverso que admira su carrera.

“De niño, tendría como seis o siete años… en esa época mi papá iba mucho al convento de las Hermanas Dominicas entre Yauco y Guánica. Y bueno, yo, prácticamente venía al pueblo, iba al convento, parábamos también en Ponce, bueno, veníamos como mínimo dos veces por semana. Esas monjitas son mis tías, por eso tengo a Yauco tan de cerca y comoquiera, cada vez que uno pasa y uno ve a este pueblo asoma’o así desde el monte, siempre como que te acaricia el alma, no importa qué”, confesó.

Entre sorbo y sorbo, Croatto reveló el amor que siente por su patria y lo difícil que le resulta elegir su lugar favorito, pues, la geografía es propicia para disfrutar el verdor del campo, sus ríos y, en poco tiempo, admirar el vaivén de las olas del mar.

“Es muy difícil… sabes que siempre le digo a mi hijo también lo mismo, porque él me dice: ‘Papi, a mí me gusta el campo, me gusta el río, pero es que también me gusta la playa’. Y yo le digo: “Es que somos isleños, hijo, eso nadie te lo va a quitar’, relató sobre sus conversaciones con su hijo Mauro.

“Tengo que admitir de que tiro un poquito más pa’l campo y, a la misma vez, soy ‘surfer’, me encantan las olas, me encanta el mar; estar ahí en la paz que encierra”, agregó al señalar que este 11 de noviembre cumplirá 40 años.

Precisamente, su próximo cumpleaños trajo a la mente de este cantautor, la relación que tuvo con su famoso progenitor, cuyo nombre de pila era Hermes Davide Fastino Croatto Martinis.

“Yo nazco cuando papi tenía 41 años, o sea, es una relación bastante amplia. Pero tuve el honor de criarme con él en esa época de que ya él era un hombre, o sea, y me dio mucha seguridad, mucho amor, mucho tiempo. Durante esa época, digamos de sus 40 hasta sus 60. Me crié en los 90, era otra época totalmente diferente… papá nació en plena segunda Guerra Mundial”, dijo sobre el italo boricua nacido el 2 de marzo en Attimis, Italia.

“Eran otros tiempos. Pero, definitivamente, dejó bien inculcada en mí esa base familiar, ese amor a la herencia, a de donde venimos, a conocer todas esas cosas y sobre todo, en casa se respiraba Puerto Rico todo el tiempo. Por ejemplo, yo ponía a papi a escuchar a Bob Marley, que era algo que él no escuchaba y fíjate, Mauro es un nene bien particular porque él me pone a escuchar los Beatles, le gusta mucho el rock de los 60”, comparó.

De otra parte, relató que su talento artístico emergió tras el fallecimiento de su padre en abril de 2005, aunque, de pequeño, siempre se trepaba en las tarimas a donde Tony cantaba.

“Eso no estaba en planes, para nada. Yo empiezo a agarrar la guitarra, cantar, a tocar, cuando papi fallece. Antes de eso cuando yo era niño, siempre me montaba con él en la tarima, pero era una cosa más como de pueblo, pero de algo como tal serio, de yo agarrar una guitarra y componer algo… él me vio desde el cielo”, expuso.

“Mientras uno va creciendo, madurando y uno va aprendiendo a tener una conexión espiritual con nuestros seres queridos, sea cual sea, uno sabe y uno siente la presencia de ellos en lo que uno hace y yo, incluso en lo que hago, converso con mi papá todo el tiempo. Yo sé que él está presente… mi papá y mis otros ancestros”, admitió antes de sorprender al público con el tema ‘De mujer’.

Igualmente, expuso que su retoño es un amante natural de la música y apasionado por la puertorriqueñidad. Sin embargo, aseguró que no le impondrá el dedicarse a las artes a pesar de que el talento corre por sus venas.

“Tengo la bendición de que mi hijo es increíble, un ser humano sumamente especial. Ese hombrecito que Dios me prestó por un ratito pa’ yo formarlo, es un ser humano excepcional. Entonces, yo siempre he querido que él esté cerca de donde viene, de su abuelo. Yo mismo, en lo que hago, procuro siempre hacerlo partícipe de lo que hago. Él es naturalmente un amante de la música, un amante de su país, y yo creo que también es porque lo ve en nosotros. O sea, y nos admira, y nos amamos mucho”, expresó.

Sobre el género musical que definió a su papá, quien le cantó a Borinquen desde su corazón, dijo que el folclor debería escucharse todo el año y no encajonarlo en la época navideña.

“Yo estoy en esa búsqueda, tratar de buscar unos sonidos más modernos, ese embeleco, esa receta que en realidad nos ponga a escuchar nuestro folclor. No importa que sea todos los días hasta fuera de la Navidad”, afirmó.

De hecho, parece que el café yaucano hizo que Hermes desvelara un secreto que, hasta entonces, había guardado con mucho celo. Se trata de un álbum inédito que saldrá al mercado para la primavera del 2022.

“Viene un disco el año que viene con Eduardo Cabra, que lo conoce todo el mundo como Visitante. También estoy colaborando con Sie7e, con quien estoy escribiendo mucho y con Eduardo Cabra estoy haciendo mucha música. Son seres que la vida me regaló. Incluso, yo siempre he admirado a Cabra, toda la vida y, siempre, cuando comencé en esta búsqueda yo dije: ‘Algún día, cuando yo esté listo, que ya, pues, me sienta que más o menos tengo agarrado esto bien, lo voy a llamar, porque si no, voy a fallar’. Y de momento dije: ‘No hay un perfecto momento… es ahora”, relató.

Hermes Croatto no está tocando exactamente lo que su papá hacía
REPRODUCIR

Hermes Croatto no está tocando exactamente lo que su papá hacía

El hijo del legendario Tony Croatto habló con El Nuevo Día sobre su concierto en Orlando y del cómo mantiene el legado de su padre, pero con identidad propia

“En la pandemia, agarré el teléfono y le escribí un mensaje (a Eduardo Cabra) por Instagram y dije: ‘Quizás no me contesta, pero nada, vamos a ver’. Me contestó al minuto y dijo: ‘Vamos a encontrarnos’. Y nos encontramos, nos tomamos un café así, en distancia. Íbamos a hablar una hora y terminamos hablando seis horas. De ahí salió la idea natural de hacerlo y actualmente estamos en el estudio. Va a ser un trabajo bien personal, va a ser un disco bien personal; temas completamente nuevos, música completamente nueva”, agregó.

Resaltó la química natural que tuvo con Sie7e y Visitante, a pesar de la diferencia en sus respectivos referentes musicales.

“Yo estoy más arraigado al folclore y ellos están arraigados a otro tipo de música más contemporánea. Entonces, cuando de momento hay una buena química de amistad, de amor y de respeto ahí y juntamos esas dos cosas, sale algo bien chulo, bien nuevo. En realidad, Eduardo ha hecho muchas cosas folclóricas, pero más en Latinoamérica, etc. Como, por ejemplo, lo que hizo en Latinoamérica con Residente. Pero con Puerto Rico como tal, hace poco produjo un trabajo de Mima, bellísimo, se lo recomiendo que lo vean”, asintió.

“Todo cayó en ese momento, porque él estaba como que, en ese tipo de búsqueda y yo también, y los planetas sencillamente se alinearon. La pandemia nos tiene puestos los frenos, pero luego que pasen las Navidades 2021, ese sencillo tiene que estar listo para que todo el mundo lo escuche. Y el disco, un poquito más adelante, como para marzo, la primavera, así, que llegue con las flores, que llegue con el sol, así pa’ que florezca localmente”, sostuvo.

El primer tema ‘Respiro perdón’ es de su autoría, “pero no voy a decir más nada”.

Para cerrar su participación, Croatto interpretó un popurrí musical que comenzó con el tema ‘A caballo vamos pa’l monte’.

Minutos después, dieron paso al talento emergente de la joven yaucana Dorian Cruz, de 13 años, quien cantó ‘Somos de aquí, somos de acá’, un tema que compuso a los 11 años.

“Yo me declaro su fan”, concluyó el cantante al aplaudir la chispeante melodía de la alumna de la Escuela Especializada en Bellas Artes Ernesto Ramos Antonini.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: