El venezolano Micro TDH, de 21 años, se abre paso dentro del género de la música urbana, siendo "Jerusalema" su más reciente colaboración.
El venezolano Micro TDH, de 21 años, se abre paso dentro del género de la música urbana, siendo "Jerusalema" su más reciente colaboración. (Suministrada)

Cuando la disquera Warner le hizo el acercamiento al cantante de música urbana Micro TDH para hacer la versión latina de la popular canción “Jerusalema”, su primera reacción fue de curiosidad por saber de qué trataba el proyecto y luego de sorpresa.

Esta canción, creada originalmente por los africanos DJ Master KG y Nomcebo Zikode, ha tenido un gran auge a nivel internacional, tanto en Sudáfrica, como en un sinnúmero de países en Europa.

“En el momento en que Warner decidió hacer el remix en español comenzaron a buscar artistas latinoamericanos que fuesen en la línea musical que estaban manejando y me contactaron”, indicó el venezolano durante una entrevista virtual. “Había escuchado la canción original anteriormente, pero no tenía noción del mensaje tan importante que tenía. Cuando mi madre se enteró del ofrecimiento, volvió llorando del cuarto y me dijo: ‘esta es una canción de Dios para ti. Busca la letra y tradúcela’”.

La letra espiritual de “Jerusalema” es algo que trasciende la religión. La canción habla de un sentido de pertenencia, búsqueda de bienestar, y de eventualmente encontrar el camino a casa. Por lo tanto, ya sea entre los creyentes religiosos, o como un tema alegre y bailable, la canción fundamentalmente captura la esencia de la humanidad: encontrar felicidad en las cosas que nos unen en lugar de dividirnos.

“Al saber de qué trataba la canción, me sentí muy comprometido, no lo vi como una especie de oportunidad de trabajo, sino más bien como una señal, como un trabajado enviado por Dios”, comentó el joven de 21 años. “Entonces comprendí que tenía que tratar de transcribir y traducir las palabras del africano al español lo más correctamente posible. En ese momento se unió al proyecto Greeicy y ya vemos el resultado del trabajo”.

En pocos meses, la canción original “Jerusalema” se convirtió en un himno, tanto en Sudáfrica como en el resto del mundo. La canción cuenta con más de 35 millones de “streams” en Spotify, ocupa el Top 50 Viral Chart de Spotify y el vídeo tiene más de 138 millones de vistas en YouTube. Por otro lado, “Jerusalema” alcanzó el puesto número dos en el Global Shazam Chart, y el puesto número 16 en Global ViralX de Spotify, con casi 1 millón de reproducciones al día sólo en Spotify. Hoy, “Jerusalema” se posiciona número 45 en la lista Global Top 200 de Billboard y en el séptimo lugar en la lista de radio en Europa.

“Creo que la canción ha sido tan exitosa a nivel mundial porque es para Dios. Porque estamos huérfanos de música esperanzadora”, detalló el cantante que participó de la popular canción “Te ví” junto a Piso 21. “Creo que la industria musical latina y mundial está colapsada de lo mismo y creo que, eventualmente, aunque no lo digamos, ni lo expresemos y estemos alineados en el día a día, siempre nos hace falta como un baño de fe y de buena música, que sea distinta y que sea disfrutable al mismo tiempo”.

Jerusalem Challenge

Otro fenómeno que se ha dado con la canción ha sido el nacimiento en las redes sociales de un movimiento llamado el “Jerusalema Challenge”. Los vídeos ‘posteados’ por los usuarios de plataformas como Tik Tok y YouTube tienen sobre 450 visualizaciones y muestran a trabajadores de la salud, atletas, celebridades y ciudadanos desde Sudáfrica hasta el Reino Unido, Nigeria, Angola, Portugal, Francia, Italia y España, bailando una coreografía única para la canción.

“Yo me sumé al Challenge. Hice un vídeo y lo subí a Tik Tok para que la gente lo viera”, añadió el músico que trabajó junto al puertorriqueño Lenny Tavárez en la canción “Demasiado tarde”. “De hecho, ya han hecho muchísimas versiones a nivel mundial. Algo bien loco que ha pasado con la canción original, es que muchos grupos de coreógrafos han recreado la canción y estas tienen muchísimos ‘plays’ en YouTube. Son vídeos de personas desconocidas que aparecen bailando y que tienen sobre 20 millones de reproducciones. La canción ha contagiado mucho a las personas a nivel mundial”.

Estos pasado meses han sido unos de mucho aprendizaje para este joven que aún vive en Caracas, Venezuela, que le ha permitido reflexionar sobre su vida y su carrera. “Durante la pandemia me he encontrado más conmigo mismo. He tenido mucho tiempo para conocerme aún más y para volverme mi mejor aliado”, expresó el autor de canciones como “Dime cuántas veces” y “Amor de red social”. “Y es lo que le recomiendo a todas las personas que están en cuarentena, el volverse el aliado de uno mismo es lo más importante para poder lograr cualquier cosa en la vida. En mi caso, la cuarentena no ha sido motivo para desactivarme, sino al contrario de seguir trabajando. He estrenado sencillos y he trabajado en un álbum nuevo. Además de eso, pronto estrenaré la canción “Ámate”, que es un sencillo que he estado trabajando por bastantes meses”.

Un dilema grande que ha confrontado el artista, cuyo nombre de pila es Fernando Daniel Morillo Rivas, ha sido su inhabilidad de poder viajar al exterior para poder continuar con sus compromisos profesionales debido a las grandes restricciones que tienen los viajeros en Venezuela. “En los próximos meses esperamos que se flexibilicen los viajes, porque aquí en Venezuela está muy complicado todo. Ya has visto que se ha flexibilizado todo a nivel internacional, pero en Venezuela ha sido como que bien complicado. De hecho, ha sido una lucha poder mantenernos vigentes y seguir trabajando desde Venezuela para el mundo”, explicó el joven que describe su música como una fusión de estilos donde ha tenido como mayor influyuente a Bruno Mars. “Ha sido un proceso complicado, más no imposible. Pero ya queremos cambiar de ambiente, estar en un ambiente más inspirador para poder crear el disco que estamos trabajando desde el 2018 y que quiero que salga en 2021”.