Quizás te interese saber que hay un montón de formas de mantener el calor a raya sin que se dispare la factura de la luz.
Quizás te interese saber que hay un montón de formas de mantener el calor a raya sin que se dispare la factura de la luz. (Shutterstock)

Las altas temperaturas que se han apoderado de la isla recientemente pueden provocar incomodidad, mal humor y dificultad para dormir. Cambiar algunas cosas en la habitación puede ayudarte a convertirla en un lugar más agradable.

Sábanas y fundas.
Sábanas y fundas.

Sábanas y fundas

Es ideal que la ropa de cama sea de tejidos naturales, como algodón, lino, entre otros, ya que estas telas favorecen la transpiración, absorción y evaporación del sudor, ayudando a regular la temperatura del cuerpo.

Cortinas.
Cortinas.

Cortinas

Si tienes persianas o contraventanas, sustituye las cortinas de tu dormitorio por unos finos visillos. Son perfectos para conseguir privacidad durante el día y dejar entrar el aire en la habitación durante la noche, pero no los mosquitos. ¡Algo económico y fácil!

Purificador de aire.
Purificador de aire.

Purificador de aire

Ayuda a limpiar el aire de sustancias tóxicas, permitiendo que la habitación esté más sana y propiciando un mejor dormir.

Ventila la habitación.
Ventila la habitación.

Ventila la habitación

Abre ventanas y deja pasar la brisa a primera hora de la mañana, renovando el aire de la habitación. Si vives en una zona de altas temperaturas, es aconsejable hacerlo con el fresco de la mañana y cerrar en cuanto empieza a apretar el calor, un viejo truco que mantendrá la habitación fresca más tiempo. ¡Ventilar es gratis y lo agradecerás!

Temperatura.
Temperatura.

Temperatura

Regula adecuadamente la temperatura de la estancia. Según aumente la humedad, será necesario reducir la temperatura para mantener la misma sensación térmica. Eso sí, recuerda que una diferencia con la temperatura exterior de más de 50º F no es saludable y cada grado que disminuya la temperatura estará consumiendo un 8% más de energía.

Colores claros y fríos.
Colores claros y fríos.

Colores claros y fríos

Refresca el dormitorio con una capa de pintura. Paredes en blanco o de suaves tonalidades de colores fríos, como el verde o el azul, conseguirán crear una sensación de calma y sosiego, así como dar a tu dormitorio un aire más fresco. ¿Por qué no? ¡Puede ser divertido!

Instala luces LED.
Instala luces LED.

Instala luces LED

Este tipo de bombillas son las más adecuadas porque emiten menos campos magnéticos y, por ende, menos calor. Además, favorecen el ahorro de consumo eléctrico.

Dispositivos electrónicos.
Dispositivos electrónicos.

Dispositivos electrónicos

Si tu espacio de trabajo también está en la habitación, antes de dormir desconecta el ordenador, impresora, router y demás.

💬Ver comentarios