La guayaba contiene mucha agua y pocas calorías, es rica en vitamina A, E, D12 y, especialmente, en vitamina C, incluso más que los cítricos. También es rica en hierro, cobre, calcio, magnesio, potasio, manganeso y fósforo.
Edulcorantes artificiales: Así como reducen los índices de azúcar en la sangre, los edulcorantes, desafortunadamente, producen depresión del sistema nervioso, así lo aseguran estudios y especialistas estadounidenses. Rachel Fiske, consultora de nutrición en San Francisco, afirma que el aspartamo (edulcorante) frena la producción de la serotonina y de la dopamina, lo cual podría ser la causa de depresión y ataques de ansiedad. (Shutterstock)
Según la investigación de Harvard, el salmón es un alimento rico en proteínas y en ácidos grasos (Omega-3), por lo cual es bueno para el corazón y el cerebro. Además, provee vitamina D. Aunque comer salmón diariamente puede resultar difícil para la mayoría de personas, procurar consumirlo una vez a la semana sería muy benéfico. Además de estas características, el nutricionista Rubén Orjuela afirma que contiene todos los aminoácidos esenciales para el organismo, al igual que buenas cantidades de magnesio, potasio, fósforo, sodio y yodo; este último, relacionado con el buen funcionamiento de la tiroides y, por extensión, de todo el metabolismo. (Shutterstock)
La mejor hidratación es y será por siempre con agua natural. Este vital líquido, más allá de que no aporta calorías, es un elemento básico en la dieta de cualquier ser humano e indispensable para mantener un buen estado de salud, y si bien es la mejor opción, existen otras bebidas que además de hidratar, presentan importantes beneficios a la salud.
Aguacate: Debido a sus altos registros de calorías y de grasas, este fruto es una excelente opción para bajar de peso debido a que contribuye a la disminución del riesgo del síndrome metabólico, además de que sus concentraciones de ácido oleico minimiza el hambre. "El contenido de ácido oleico de una comida promueve la respuesta de la oleoiletanolamida y reduce la posterior ingesta de energía en los seres humanos", se lee en la Biblioteca Nacional de Medicina, de Estados Unidos.

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: