Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Se recomienda hacer actividades que nos permitan olvidar por un rato unas elecciones. (Shutterstock)

El estrés electoral, un concepto que la Asociación de Psicología de Estados Unidos (APA) empezó a manejar en sus estudios en 2016, está disparado y crece en la espera de conocer finalmente los resultados de las elecciones de este martes y con la posibilidad de irse a la cama sin saber quién es el ganador.

💬Ver comentarios