Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Estudios clínicos sobre el TDD han revelado que los pacientes de cáncer que utilizaron la bomba intratecal experimentaron una mejor calidad de vida al tener un 85 por ciento de mejoría en su movilidad, autocuidado, actividades diarias y reducción del dolor.
Estudios clínicos sobre el TDD han revelado que los pacientes de cáncer que utilizaron la bomba intratecal experimentaron una mejor calidad de vida al tener un 85 por ciento de mejoría en su movilidad, autocuidado, actividades diarias y reducción del dolor. (Shutterstock)

Si bien el cáncer deteriora las funciones del cuerpo, también provoca un problema de salud que debilita a las personas de forma exponencial: el dolor crónico. Esta condición puede provocar incapacidad, trastornos de salud mental como la depresión, y mucho sufrimiento, tanto a quien lo experimenta como a sus allegados.

💬Ver comentarios