Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

P or qué no más mujeres estudian ciencias o por qué, si lo hacen, no ocupan tantas posiciones de liderato como los hombres es una pregunta que mucha gente alrededor del mundo se hace.

Gretchen Díaz, doctora en genética molecular y colaboradora de la comunidad científica virtual Ciencia Puerto Rico también se lo cuestionó pero decidió, además, actuar para intentar cambiar la realidad actual.

Creó Borinqueña, un espacio para la discusión y el intercambio de ideas dirigido a la mujer boricua e hispana dedicada a las ciencias o interesada en desarrollarse en alguna de sus ramas.

El contenido estará disponible en español e inglés a través de www.cienciapr.org y se refrescará cada dos semanas. Incluirá entrevistas con mujeres destacadas cuyas experiencias pueden ser modelo e inspiración a aquellas deseosas de seguir sus pasos.

Estudiantes interesadas en una carrera en ciencias también serán entrevistadas sobre sus intereses, con la intención de provocar la curiosidad de otras que quizás no han evaluado esta opción y, quien sabe, podrían hacerlo tras leer lo que motiva a otras.

Además de entrevistas, el blog incluirá entradas con consejos e información de interés. La producción del contenido estará a cargo de Díaz y un equipo de otras siete puertorriqueñas colaboradoras de Ciencia Puerto Rico que se desempeñan en diferentes áreas del quehacer científico.

Mujer y ciencia

La necesidad de un espacio dedicado a exponer el rol de la mujer, más aun puertorriqueña e hispana en las ciencias, está más que demostrada, explica Díaz.

Un estudio reciente de la Fundación Nacional de las Ciencias (NSF, por sus siglas en inglés) reveló que aunque ellas representan un 50% de la fuerza laboral en Estados Unidos, solo ocupan un 28% de las carreras en las ciencias. En el caso de las hispanas, estas conforman un 8% de la población en el país y sus jurisdicciones pero apenas el 2% se desempeña en este campo.

Los datos sobre Puerto Rico arrojan una realidad diferente en cuanto a la educación, según reseña Borinqueña. Datos de la NSF y el Departamento de Educación de Estados Unidos indican que aproximadamente 60% de los bachilleratos en ciencias e ingeniería en la Isla son obtenidos por féminas, en comparación a 50% en la nación norteamericana. Aquí también se gradúan más mujeres que hombres en bachilleratos tales como ingeniería.

Sin embargo, aparentemente estas mujeres no están representadas de igual forma en la fuerza laboral o en posiciones de liderato. Para demostrarlo, Borinqueña utiliza como muestra la población de Ciencia Puerto Rico que aproxima 6,500 miembros.

“Si la membresía de Ciencia Puerto Rico es un indicador representativo, las mujeres puertorriqueñas estamos menos representadas en todas las carreras y sectores científicos excepto aquellos relacionados a la educación escolar. Información recopilada en el 2009 por el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico y al menos un estudio sobre el número de profesoras en departamentos de ingeniería de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez apoyan nuestras observaciones de que a pesar de obtener la mayoría de los bachilleratos en ciencias en Puerto Rico, las mujeres ocupamos aproximadamente un 40% de los trabajos científicos en Puerto Rico”, lee la información en el blog.

¿Qué hace falta?

Como alternativas a aumentar la participación femenina en el mundo de las ciencias, Borinqueña propone servir de espacio para exponer el trabajo de mujeres exitosas, conectarlas entre sí o con otras mujeres en busca de mentoría, asesoramiento u oportunidades de crecimiento y aprendizaje.

El blog también aspira a crear conciencia sobre la disparidad de género y los estereotipos que se fomentan en este campo con la meta de que lleguen a ser sustituidos por nuevos modelos de igualdad.

“La mayoría de las mujeres se retiran de su post doctorado o no alcanza más porque tienen que tomar decidir entre la familia o la carrera, eso es definitivo. Sin embargo, hay situaciones que tienen que ver con el machismo, especialmente en algunas disciplinas que están tan dominadas por los hombres que es bien difícil para la mujer penetrar”, explica Díaz.

Estas situaciones no se solucionan de la noche a la mañana, reconoce la doctora. Pero hablar al respecto es un primer paso importante para cambiar políticas públicas en los lugares de trabajo, ofrecer a las mujeres modelos que les motiven a alcanzar su potencial y a apoyarse entre sí.

A juzgar por la cantidad de mensajes de mujeres dispuestas a colaborar que ha recibido Díaz en las semanas recientes, parece que Borinqueña es una alternativa que muchas esperaban.

“Era algo que querían hace mucho tiempo. Se han alegrado mucho de la iniciativa porque era algo necesario”, puntualiza Díaz.

A largo plazo, el grupo de mujeres aspira a desarrollar actividades tales como talleres y conferencias para continuar con su meta.

Algunos datos

Las mujeres representan el 50% de la fuerza laboral en Estados Unidos, pero solo ocupan un 28% de las carreras en las ciencias, según Fundación Nacional de las Ciencias.

Las hispanas conforman un 8% de la población en el país y sus jurisdicciones pero apenas el 2% se desempeña en este campo.

60% de los bachilleratos en ciencias e ingeniería en la isla son obtenidos por féminas, en comparación a 50% en la nación norteamericana.


💬Ver 0 comentarios