(horizontal-x3)
Con los avances en la medicina moderna se puede diagnosticar y tratar esta arritmia cardiaca y mejorar la calidad de vida. (Shutterstock)

Los tratamientos comunes para la arritmia abarcan medicinas, procedimientos médicos y cirugía. El médico puede recomendar tratamiento si la arritmia causa síntomas graves, como mareo, dolor en el pecho o desmayo.

También puede recomendar tratamiento si la arritmia eleva el riesgo de presentar problemas como insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular (derrame cerebral) o paro cardíaco súbito.

La fibrilación atrial es un tipo común de arritmia, cuyos impulsos eléctricos se desplazan por las aurículas de manera rápida y desorganizada. Cuando esto sucede, las aurículas vibran en vez de contraerse.

Así que, dependiendo de cuáles sean los diagnósticos asociados a esta arritmia se determinará tu tratamiento. Algunos de los tratamientos:

• Control de la frecuencia cardíaca: evitar que el corazón lata muy rápido. Hay múltiples medicamentos cardiovasculares útiles para esto.

• Anticoagulación: evitar la formación de coágulos y consecuente derrame cerebral. Para esto hay también varias alternativas, una que requiere un monitoreo frecuente del nivel de anticoagulación y restricciones en la dieta (medicamento warfarina), y otros anticoagulantes más recientes que tienen el beneficio de no requerir monitoreo del nivel anticoagulante ni restricciones en la dieta, con un perfil similar o mejor, tanto en efectividad como en seguridad.

• Eliminar la arritmia y volver al ritmo normal del corazón (ritmo sinusal): se puede obtener de varias maneras. Algunos medicamentos antiarrítmicos pueden lograrlo, al igual que un proceso llamado la cardioversión eléctrica, el cual resincroniza el ritmo cardíaco con una descarga eléctrica. Hay un procedimiento invasivo llamado la ablación, el cual puede eliminar la arritmia.

Con los avances en la medicina moderna se puede diagnosticar y tratar esta arritmia cardiaca y mejorar la calidad de vida de los pacientes, y a la vez, reducir marcadamente la posibilidad de tener un derrame cerebral.

Consulta con tu médico si tienes alguno de los síntomas mencionados para que evalúe y trate adecuadamente tu condición. El cardiólogo es el especialista con más conocimiento de las enfermedades relacionadas al corazón.

Fuente: Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NIH)


💬Ver 0 comentarios