Shutterstock (horizontal-x3)
Shutterstock

Están activos desde el momento en que despiertas hasta el instante en que te acuestas a descansar. Ellos te sirven para apreciar la mirada de tus seres amados, para disfrutar una película, para maravillarte con todo lo que te rodea y hasta para coquetear. Sin embargo, no les prestas atención a menos que te molesten, un error que puedes pagar caro.

A continuación te ofrecemos 10 recomendaciones médicas para que protejas tu vista: 

1. Comer una dieta saludable y equilibrada: Debes incluir bastantes frutas y verduras, especialmente verduras amarillas y de hojas verdes. Come pescado rico en ácidos grasos omega-3, como el salmón, el atún y el halibut, también puede beneficiar a los ojos.

2. Mantener un peso saludable: Tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de desarrollar diabetes. La diabetes pone en mayor riesgo de contraer retinopatía diabética o glaucoma.

3. Ejercitarse regularmente: El ejercicio puede ayudar a prevenir o controlar la diabetes, la presión arterial alta y el colesterol alto. Estas enfermedades pueden conducir a algunos problemas del ojo o de la visión. Por lo tanto, si haces ejercicio a menudo, puedes reducir el riesgo de tener estos problemas.

4. Usar gafas de sol: La exposición al sol puede dañar los ojos y aumentar el riesgo de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad. Proteger los ojos con gafas de sol que bloqueen el 99 al 100 por ciento de la radiación UVA y UVB.

5. Usar gafas protectoras: Para evitar lesiones oculares, es necesario protección para los ojos, por ejemplo al practicar ciertos deportes, trabajar en fábricas o la construcción y hacer reparaciones o proyectos en el hogar.

6. Evitar fumar: Este hábito aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades de los ojos relacionadas con la edad, como la degeneración macular y cataratas; y puede dañar el nervio óptico.

7. Conocer el historial familiar: Algunas enfermedades oculares son hereditarias, por lo que es importante averiguar si alguien en tu familia las ha tenido. Esto puede ayudar a determinar si estás en mayor riesgo de desarrollar alguna.

8. Conocer otros factores de riesgo: A medida que envejeces, estás en mayor riesgo de desarrollar enfermedades y afecciones a los ojos relacionadas con la edad. Es importante conocer los factores de riesgo ya que puedes reducirlos si cambias algunos hábitos.

9. Si usas lentes de contacto, toma medidas para prevenir infecciones oculares: Lávate bien las manos antes de ponerte o quitarte los lentes de contacto. Sigue también las instrucciones sobre cómo limpiarlos correctamente y reemplázalos cuando sea necesario.

10. Dales un descanso: Si pasas mucho tiempo frente a una computadora, puedes olvidarte de parpadear, lo que puede cansar tus ojos. Para reducir la fatiga ocular, prueba la regla 20-20-20: Cada 20 minutos, desvía la vista unos 20 pies por 20 segundos.

Fuente: Medline Plus


💬Ver 0 comentarios