El contacto interpersonal se está convirtiendo en un tema importante en el estudio de las relaciones entre adultos. (Shutterstock)

Considerado como una de las pocas terapias naturales que existen. No cuesta nada, resulta sencillo y agradable; se trata de dar y recibir abrazos.

En honor a ese acto en el que se traspasan las emociones que promueven la empatía y la comprensión, precisamente hoy, 21 de enero ha sido bautizado como el Día Nacional del Abrazo. Así ha sido oficialmente reconocido por la Oficina de Derechos de Autor de los Estados Unidos.

El propósito de este día es ofrecerle un abrazo a quien quieras y mostrar más emoción hacia quienes te rodean. De acuerdo con la página National Today, este día fue creado en 1986 por Kevin Zaborney en Michigan, quien eligió el 21 de enero para este propósito porque era el tiempo entre la temporada de vacaciones de invierno y la celebración de un nuevo año, por lo que notó que era un momento en que las personas tienden a sentirse deprimidas.

Para la autora del libro El lenguaje de los abrazos y quien es orientadora emocional, Lía Barbery, dar y recibir abrazos resulta en un bálsamo para el cuerpo y el alma. Según la creadora del “sistema de abrazoterapia”, un abrazo es “útil cuando sobran las palabras o no encontramos las adecuadas, y es un gesto en el que se compromete, desde la mirada, hasta el latir del corazón”.

“Al abrazarnos comunicamos con alta eficacia las emociones que experimenta nuestro cuerpo y que nuestros sentimientos quieren trasmitir. Son una expresión pura del corazón que trasciende los idiomas”, explicó a Efe.

Este día no solo cada día gana más adeptos, sino que cada vez más la ciencia ha confirmado en diversos estudios los beneficios de los abrazos.

Por ejemplo, en el estudio “Receiving a hug is associated with the attenuation of negative mood that occurs on days with interpersonal conflict”, publicado en Plos One, una revista científica de Public Library of Science, la investigación plantea que “el contacto interpersonal se está convirtiendo en un tema importante en el estudio de las relaciones entre adultos, con investigaciones recientes que demuestran que tales comportamientos pueden promover un mejor funcionamiento de las relaciones y el bienestar individual”.

Entre un sinnúmero de beneficios que aportan los abrazos a la salud física y emocional, están:

* Mejora nuestro sueño

* Libera oxitocina, una hormona que proporciona enormes beneficios para la salud, entre ellos sensación de bienestar y reducción del dolor

* Reduce el estrés.

* Alivia la ansiedad.

* Disminuye la presión arterial.

* Disminuye el riesgo de enfermedad cardíaca.

Practica estos ejercicios “para abrazar mejor”:

* Es conveniente aflojar el cuerpo de forma consciente llevando la atención a cada una de sus partes, lenta y pausadamente, aflojándolas y relajándolas, especialmente las zonas del cuello, espalda, brazos y caderas.

* Sonriente, acompaña este proceso con ejercicios de respiración, con inhalaciones profundas y exhalaciones lentamente reguladas.

* Disponer de una música suave y un perfume ambientador te ayudarán a sintonizar con las emociones y sentimientos que experimentas abrazando.

Visualiza en tu mente un lugar ideal que te proporcione bienestar, por ejemplo, un espacio abierto en contacto con la naturaleza y desde allí disponte a experimentar los beneficios terapéuticos del abrazo.

Un día como hoy, las redes sociales también han tomado participación en este movimiento y las personas incluyen el hashtag #NationalHuggingDay para postear fotos o mensajes en cuanto al liberador acto de abrazar y ser abrazado.


💬Ver 0 comentarios