La información sobre las posibles rutas de adquisición de la infección por SARS-CoV-2 en el entorno prenatal y perinatal es de alta prioridad para la salud pública. (Pixabay)

En medio de la pandemia mundial por el COVID-19, aún quedan muchas preguntas respecto de la vulnerabilidad de las embarazadas y los recién nacidos, advierte un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Virology, en donde médicos de la Universidad de Midwestern (en Arizona, Estados Unidos) llaman a incluir su situación en los planes de preparación y respuesta.

"Los estudios realizados hasta la fecha sugieren que el virus puede transmitirse al feto en el útero", indica la investigadora Kathleen Muldoon. "Aunque la evidencia de infección está en debate, las posibles vías de infección son tales que se requieren medidas de control de infección para proteger a los recién nacidos", plantea la especialista.

El potencial de infección neonatal con el virus covid-19 exige un estudio intensivo, que permita advertir cómo la patología viral puede o no afectar la leche materna, así como los posibles efectos de las vacunas en mujeres en edad de procrear, fetos y guaguas recién nacidas, plantea la publicación.

"La información sobre las posibles rutas de adquisición de la infección por SARS-CoV-2 en el entorno prenatal y perinatal es de alta prioridad para la salud pública. Las vacunas dirigidas a mujeres en edad reproductiva, y en particular a pacientes embarazadas, deben ser evaluadas en ensayos clínicos y deben incluir lo último que se sabe de infección y enfermedad neonatal", dice Muldoon.


💬Ver 0 comentarios