Noticia
Basado en hechos que el periodista haya observado y verificado de primera mano, o en información verificada que proviene de fuentes bien informadas.
No cometas este error al usar tu rizador de pestañas

Evita repetir este error común y aprende a emplear esta herramienta de la manera correcta para deslumbrar con tu mirada

4 de junio de 2024 - 2:00 PM

Para algunas mujeres el rizador de pestañas es parte esencial en su rutina de maquillaje. (ANDRE KANG)

Lucir unas pestañas rizadas, largas y con volumen es el deseo de muchas. Para ocasiones especiales, pueden recurrir a sus postizas favoritas, con las que se logra este efecto al instante (según marca, diseño y calidad). Pero en el día a día muchas cuentan con dos herramientas infalibles: rizador y rímel.

Usar este dúo de la manera adecuada es lo que va a garantizar un resultado de maquillista profesional, además de cuidar la salud y la apariencia de las pestañas y los ojos. Aunque parece simple usar el rizador de pestañas, hay errores comunes que muchas cometen y pueden causar daños en el pelo.

Uno de los errores más comunes que cometemos al usar el rizador de pestañas es aplicar el rímel antes. Este no es un gesto inofensivo: las pestañas podrían quedarse pegadas, caerse y quebrarse, debido a que la máscara las endurece al secarse y se pueden quebrar más fácilmente. Además, desde el punto de vista estético, se corre el riesgo de que luzcan con una curva poco natural y con pegotes de rímel.

En la web de de L’Oréal Paris USA conseguimos lo siguiente: “Trabajar en el orden inverso no solo puede ensuciar el rizador de pestañas, sino que rizar después puede agrietar las pestañas en el proceso, ya que la máscara hace que las pestañas se vuelvan más rígidas. Por eso a veces los rizadores de pestañas tienen fama de ser malos para las pestañas. No es el rizador de pestañas, es cómo lo usas”.

Los expertos coinciden al recomendar que el rizador se utilice sobre las pestañas limpias, libres de maquillaje y de cualquier otro producto cosmético. Para lograr un buen efecto, el rizador debe cubrir las pestañas desde la raíz, sin tocar la piel del párpado. Se sugiere presionar con cuidado cerca de siete segundos, levantando la muñeca con suavidad para crear la curvatura. Asegúrate de abrirlo bien antes de retirarlo para evitar tirar de las pestañas.

Después de rizarlas, aplica el rímel desde la raíz hasta las puntas, haciendo movimientos en zigzag. Para un efecto más dramático, aplica otra capa.

Truco

Si utilizas estos productos de belleza en el orden correcto y notas que tus pestañas aún necesitan verse más rizadas, o se te olvidó usar el rizador y ya te pusiste el rímel, puedes recurrir al truco de la famosa maquillista Bobbi Brown: “Con la punta del dedo índice, empuja suavemente las pestañas hacia arriba, dándoles esa curvatura natural. Mantén presionado el dedo por un momento y suelta, sigue con las que faltan”.

Recuerda limpiar tu rizador de pestañas después de utilizarlo (puedes usar desmaquillante para ojos) y de cambiar su almohadilla de goma cuando veas que está deteriorada, sientes pellizcos y jalones.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: