En la foto, una muestra del grano casi listo para la cosecha, tomada en Orocovis el pasado 14 de septiembre, apenas tres días antes de que el huracán Fiona azotara a Puerto Rico.
En la foto, una muestra del grano casi listo para la cosecha, tomada en Orocovis el pasado 14 de septiembre, apenas tres días antes de que el huracán Fiona azotara a Puerto Rico. (Ramon "Tonito" Zayas)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico.

---

La discusión en torno al precio del café tiene ahora un nuevo elemento: los efectos del huracán Fiona en ese cultivo.

Tanto el secretario del Departamento de Agricultura, Ramón González Beiró como el secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Edán Rivera Rodríguez, confirmaron que el daño que haya sufrido la cosecha de café será uno de los elementos a considerar en la próxima revisión del precio del café.

El pasado fin de semana, el huracán Fiona afectó la cosecha del café que se proyectaba sería la más significativa desde el 2017, cuando se perdió toda la cosecha – y toda la siembra – de ese cultivo durante el huracán María.

Para el secretario de Agricultura, el efecto de perder la cosecha de café se traducirá en un aumento en el precio de este producto.

“El precio tiene que aumentar. No hay salida. Los números son claros”, afirmó González Beiró en entrevista con El Nuevo Día. “Por ley se supone que DACO revise el precio cada cinco años. Llevamos más de siete años sin revisarlo y estamos vendiendo con precios garantizados al agricultor y son precios de 2015. El café a nivel mundial está por las nubes y lo estamos vendiendo al mismo precio que lo compramos y lo estamos vendiendo por debajo del precio del café local”.

El secretario de DACO, por su parte, recordó que su agencia no determina el precio del café en góndola. En lo que atañe al precio que se paga en la cadena de producción de café, afirmó que es un asunto que está en manos de un comité evaluador que ya presentó dos informes y que fueron rechazados por su agencia.

“El comité tiene que seguir haciendo sus funciones. DACO está evaluando un asunto particular acerca del efecto que tendría el aumento en la oferta de café porque se esperaba una cosecha mayor a la del año pasado. El aumento que se esperaba en la cosecha representaría un aumento en el suplido de café de Puerto Rico y había alegaciones de miembros de la industria de que el aumento en la cosecha podía repercutir en precios menores a los que pagaba el mercado. Eso se está analizando bajo las facultades de DACO”.

Reconoció que el primer paso será evaluar cómo quedaron los cultivos de café con el huracán, una evaluación que realiza el secretario de Agricultura.

“Me parece ahora que hay un panorama distinto al de la semana pasada. Hay que reevaluarlo todo a la luz de lo que ocurrió con la cosecha. Había una urgencia de que la cosecha podía perderse si no se tomaba acción, pero ahora hay que evaluarlo a la luz de lo ocurrido”, precisó Rivera Rodríguez.

El titular del DACO explicó que su agencia impone un precio mínimo de $14.58 que se debe pagar a los caficultores por almud. Ante la poca oferta de café, el almud se estaba pagando a entre $20 y $22 por los pasados años.

“Los caficultores habían estado alegando que, por el aumento en la cosecha, esos precios que pagaba el mercado a $20 y $22 podían descender a niveles más bajos. ¿Qué sucede? Que se esperaba una cosecha bastante grande, pero ese escenario cambió”, precisó el titular del DACO.

“El secretario de Agricultura tendrá que corroborar lo que pasó con las cosechas. Pero un efecto en la cosecha, va a tener un impacto en la alegación de que por el aumento en la cosecha de café, los precios iban a disminuir. Ese escenario ya no está, o hay que corroborar si está o no está”, agregó Rivera Rodríguez.

A preguntas en torno al precio del café en la góndola, dijo que será “el que determine el mercado en su libre competencia”.

“Al momento, lo que podemos decir es que no hay base para que las variables que sí son controladas por DACO, vayan a cambiar, a menos que el comité rinda un informe que cumpla con la ley”, sentenció.

💬Ver comentarios