El Congreso de Estados Unidos en Washington D. C. (AP) (semisquare-x3)
El Congreso de Estados Unidos en Washington D. C. (AP)

Washington - Bernie Sanders (Vermont), en el Senado, y Nydia Velázquez (Nueva York), en la Cámara baja, ,  radicaron hoy un proyecto que encaminaría a Puerto Rico hacia el Programa de Asistencia Nutricional Suplementario (SNAP, en inglés), lo que representaría un aumento en la ayuda alimentaria que reciben 1.35 millones de personas en la Isla.

Los proyectos autorizarían a que Puerto Rico, Samoa americana, y las Islas Marianas del Norte presenten planes al secretario de Agricultura de Estados Unidos que permitan dar acceso a SNAP, bajo el cual se distribuye asistencia alimentaria en los 50 estados, y los territorios de Guam y las Islas Vírgenes.

Puerto Rico se enfrenta a un tope en el acceso a fondos de asistencia alimentaria, a través del Programa de Asistencia Nutricional (PAN), por el cual la isla recibe este año fiscal federal alrededor de $1,900 millones.

“Es inconcebible que en la nación más rica del mundo hayamos permitido que nuestros conciudadanos sufran durante tanto tiempo sin tener acceso a todos los recursos del Gobierno de los Estados Unidos", indicó el senador independiente Sanders, quien aspira a la candidatura presidencial demócrata, en una declaración adelantada a El Nuevo Día.

Para el senador Sanders, la medida terminaría el trato desigual hacia algunos territorios en el acceso a asistencia alimentaria y ayudaría a Puerto Rico “no solo a recuperarse del huracán, sino a proveer auxilio a los más vulnerables de nuestra sociedad”.

La congresista demócrata Velázquez, por su parte, sostuvo que los puertorriqueños “son ciudadanos estadounidenses que luchan y mueren en nuestras guerras”.

“Es vergonzoso e inconcebible que, cuando se trata de seguridad alimentaria, ellos reciban un trato dispar en un programa que falle en ayudarlos cuando más lo necesitan. Ningún niño en nuestra nación debe pasar hambre, pero especialmente después de un desastre natural”, indicó Velázquez.

La legislación incluye un apartado que permitiría a Puerto Rico, bajo el plan que presente al Secretario de Agricultura de EE.UU., proveer beneficios del SNAP en efectivo.

El proyecto de Velázquez es coauspiciado por 10 legisladores federales, entre ellos la comisionada residente en Washington, Jenniffer González – la única republicana en el grupo-, y los boricuas demócratas Alexandria Ocasio Cortez (Nueva York), José Serrano (Nueva York), y Darren Soto (Florida).

También la respaldan el presidente del Comité de Recursos Naturales, Raúl Grijalva (Arizona), Adriano Espaillat (Nueva York) y Rubén Gallego (Arizona), entre otros.

En el Senado, la legislación tiene el coauspicio de 10 senadores demócratas: Robert Menéndez (Nueva Jersey); Elizabeth Warren (Massachusetts);  Kamala Harris (California); Jeff Merkley (Oregón); Richard Blumenthal (Connecticut); Corey Booker (Nueva Jersey); Edward Markey (Massachusetts); Kirsten Gillibrand (Nueva York); y el número dos de la minoría, Richard Durbin (Illinois).

El gobierno contó durante los pasados 12 meses con una asignación de $1,270 millones en fondos de emergencia para asistencia alimentaria que permitieron incrementar el pago a los beneficiaros del PAN, acercándolos a los beneficios del SNAP, y añadir cerca de 300,000 personas.

El gobierno contó durante los pasados 12 meses con una asignación de $1,270 millones en fondos de emergencia para asistencia alimentaria que permitieron incrementar el pago a los beneficiaros del PAN y añadir cerca de 300,000 personas.

Pero, esos$1,270 millones se agotaron el pasado 28 de febrero, por lo que a partir de este mes los 1.35 millones de beneficiarios del PAN han comenzado a recibir un cheque de menor cuantía, que a algunos les representa un tercio de dinero menos. 

Los fondos regulares del PAN, un dinero de “contingencia” y la reducción poblacional de los pasados 18 meses permitirán, sin embargo, mantener como beneficiarias a las cerca de 300,000 personas que fueron añadidas al programa cuando se flexibilizó la elegibilidad, luego que el Congreso asignó los $1,270 millones en fondos de emergencia, según la secretaria de la Familia, Glorimar Andújar.

En el Congreso está pendiente una nueva asignación de $600 millones en fondos de asistencia alimentaria, que permitiría volver a aumentar los pagos del PAN hasta septiembre. Esa asignación es uno de los asuntos sobre Puerto Rico que forma parte de una legislación aprobada en enero por la Cámara de Representantes, dominada por los demócratas.

Aunque el proyecto demócrata fue frenado por la mayoría republicana del Senado, en medio de los debates sobre el cierre parcial del gobierno federal, un grupo de senadores republicanos ha incluido la asignación de $600 millones en fondos de asistencia alimentaria en un nuevo proyecto para mitigar recientes desastres naturales.

Pero, la Casa Blanca ha considerado que los $600 millones adicionales en fondos de asistencia alimentaria son “innecesarios” y “excesivos”.

Y el senador republicano Thom Tillis (Carolina del Norte), uno de los que firmó el proyecto republicano para atender desastres naturales que incluye los $600 millones, ha reconocido a la publicación Politico que las asignaciones para la isla son algunos de los asuntos que aún causan controversia en el Senado.

La intención del liderato del Senado es tratar de aprobar alguna legislación dirigida a atender desastres naturales recientes antes del receso legislativo que inicia el 15 de marzo.

Los proyectos de Sanders y Velázquez, que nivelarían permanentemente las asignaciones del PAN a la ayuda que reciben los estados, se tendrían que tramitar de forma independiente a la legislación para mitigar desastres.

Esas medidas representan una enmienda a la ley de alimentos y nutrición de 2008.


💬Ver 0 comentarios