En la foto  la Casa Blanca. (GFR Media) (semisquare-x3)
En la foto la Casa Blanca. (GFR Media)

Washington - La Casa Blanca insiste en que el Congreso de Estados Unidos le proporcione $5,000 millones para construir un muro en la frontera con México a pesar de que los legisladores de ambos partidos no quieren dárselos, y con ello está colocando al gobierno a punto de un cierre parcial.

Si no se llega a un acuerdo, algunas partes del gobierno dejarán de operar el viernes a medianoche.

“Vamos a hacer todo lo que sea necesario para construir el muro fronterizo para detener esta crisis de la inmigración ilegal que no cede”, dijo el domingo Stephen Miller, asesor de la Casa Blanca.

Cuando se le preguntó si eso significa que el gobierno cierre por falta de fondos, respondió: “Si se llega a eso, desde luego”.

Trump dijo la semana pasada que estaría “orgulloso” de tener un cierre gubernamental para hacer que el Congreso apruebe un enganche de $5,000 millones para cumplir su promesa de campaña de construir un muro fronterizo. Pero el presidente carece de los votos en el Congreso controlado por los republicanos como para respaldar el financiamiento del muro a ese nivel.

Legisladores de ambos partidos han insinuado que le corresponde a Trump efectuar la siguiente jugada para solucionar el "impasse". La Cámara de Representantes está tomándose un descanso amplio y regresará a trabajar el miércoles por la noche, mientras que el Senado vuelve el lunes luego de tres días de asueto.

Los líderes demócratas en el Congreso, el senador Chuck Schumer y la representante Nancy Pelosi, han propuesto no más de $1,600 millones, según se esboza en un proyecto de ley bipartidista en el Senado. El dinero no sería para el muro, sino para mejoras en las barreras que ya existen y en otras medidas de seguridad fronteriza. Los demócratas también ofrecieron simplemente mantener el financiamiento a su nivel actual de $1,300 millones.

Sin mostrar indicios de ceder, Schumer dijo el domingo que depende de Trump decidir si el gobierno federal cerrará sus operaciones parcialmente, lo que provocaría que miles de empleados federales se vayan a su casa sin goce de sueldo durante las festividades navideñas.

Aproximadamente una cuarta parte de los empleados del gobierno resultarían afectados, incluyendo los de los departamentos de Seguridad Nacional, de Transporte, de Agricultura, de Estado y de Justicia, así como los de los parques nacionales.

“Él no va a obtener el muro de ninguna forma”, afirmó Schumer.

Hasta el viernes Trump no había aceptado ni rechazado la propuesta de los demócratas, según indicaron éstos, diciéndoles que le echaría un vistazo. El mandatario necesitará los votos de los demócratas ahora o en el Año Nuevo.

Schumer declinó decir si los demócratas estarían dispuestos a sopesar otras propuestas distintas a las dos opciones que ofrecieron él y Pelosi.

Los republicanos “deberían unírsenos en una de estas dos propuestas, lo que permitiría tener votos más que suficientes y evitar un cierre” gubernamental, afirmó Schumer. “Luego, si el presidente quiere debatir sobre el muro el año próximo, puede hacerlo. No creo que lo obtenga. Pero no debería utilizar a trabajadores inocentes como rehenes para su rabieta”.


💬Ver 0 comentarios