Nydia Velázquez  propuso al Congreso crear una comisión independiente que investigue la respuesta federal a la emergencia. (GFR Media) (semisquare-x3)
Nydia Velázquez propuso al Congreso crear una comisión independiente que investigue la respuesta federal a la emergencia. (GFR Media)

Washington -  La congresista demócrata Nydia Velázquez (Nueva York) afirmó hoy que el estudio de la Universidad George Washington que estima en 2,975 las muertes causadas por el huracán María refleja la “desastrosa respuesta” del gobierno federal y las fallas del gobierno de Puerto Rico.

"Estas cifras son solo las más recientes para subrayar que la respuesta federal a los huracanes fue desastrosamente inadecuada y, como resultado, miles de nuestros conciudadanos estadounidenses perdieron la vida. En particular, este estudio también confirma que las comunidades de menores ingresos sufrieron de manera desproporcionada la mayor pérdida de vidas”, indicó la congresista Velázquez.

Ante la falta de preparación  de las autoridades de Puerto Rico, Velázquez recordó que ha propuesto al Congreso crear una comisión independiente -como la que se creó tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001-,  que investigue la respuesta federal a la emergencia, el conteo de muertes y establezca protocolos para lidiar con emergencias similares. 

Sus medidas, sostuvo, persiguen, entre otras cosas, conocer  “cómo los esfuerzos de socorro puede haber sido obstaculizado por cifras de mortalidad inexactas”.

Mientras, el director de la Iniciativa de Política Pública Económica y Alivio para Puerto Rico del  grupo de estudio Center for American Progress (CAP), Enrique Fernández Toledo, afirmó que el estudio de la Universidad George Washington “es un doloroso recordatorio del inaceptable alto costo humano  causado por los inapropiados preparativos de la administración Trump para salvaguardar la vida de los ciudadanos estadounidenses en Puerto Rico y, más importante aún, su desprecio por el sufrimiento que soportaron en las secuelas de la tormenta”.

Fernández Toledo sostuvo que el análisis es también “una reprimenda mordaz al gobierno de Puerto Rico, el gobernador (Ricardo) Rosselló y su secretario de seguridad pública por su insistencia en un recuento oficial de muertes de 64 durante muchos meses después del huracán María”.

“Cambiaron el conteo oficial cerca de un año completo después, a pesar de la creciente evidencia anecdótica de cada rincón de la isla de Puerto Rico y de las estimaciones iniciales que han sido informadas”, agregó Fernández Toledo.


💬Ver 0 comentarios