Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

A la actividad llegaron boricuas de distintas ciudades de la Florida, algunos desplazados por el huracán María.
A la actividad llegaron boricuas de distintas ciudades de la Florida, algunos desplazados por el huracán María. (Carla D. Martínez Fernández)

Un enorme globo naranja, que caricaturizaba al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como un bebé en pañales, fue la imagen central de una actividad celebrada ayer en el anfiteatro de West Palm Beach, en Florida, que sirvió para recordar a las víctimas del huracán María en Puerto Rico y como protesta en contra la respuesta federal a la emergencia.

💬Ver comentarios