El secretario de Salud, Carlos Mellado, junto al gobernador Pedro Pierluisi.
El secretario de Salud, Carlos Mellado, junto al gobernador Pedro Pierluisi. (Xavier J. Araújo Berríos)

Con un 58% de ocupación hospitalaria, 36% de positividad de COVID-19 y sobre 20 muertes diarias por esta enfermedad, el gobernador Pedro Pierluisi amplió hoy, jueves, el mandato del refuerzo de la vacuna contra este virus a todo estudiante de 12 años o más y para quienes trabajan en hoteles, paradores, hospederías, teatros, cines, coliseos, centros de convenciones y de actividades.

La nueva orden ejecutiva dada a conocer tendrá una vigencia hasta el 2 de febrero e incluye una reducción en los aforos, tanto interiores como exteriores, mientras que mantiene la restricción del cierre de negocios y Ley Seca entre las 12:00 a.m. y 5:00 a.m.

“Esta pandemia ha sido impredecible. En un año, hemos tenido tres variantes diferentes”, reconoció el gobernador, quien descartó que el panorama actual amerite la imposición de un “lockdown” mayor.

A preguntas de este diario, Pierluisi aseguró que continúa la proyección de comenzar clases presenciales el 24 de enero en las escuelas públicas, aunque advirtió que las primeras dos semanas correrán con clases hasta el mediodía y dividiendo a los estudiantes en grupos más pequeños.

Junto al secretario de Salud, doctor Carlos Mellado, el mandatario también anunció un incentivo de $600 a personal de hospitales públicos y privados, así como a empleados del programa de rastreo del Departamento de Salud.

“Sabemos que el personal (médico-hospitalario) está cansado, agotado física y emocionalmente”, resaltó Mellado, quien al igual que el gobernador calificó el estímulo económico como una bonificación por su labor durante la pandemia.

El incentivo es para personal que labore de forma presencial, con un ingreso máximo de hasta $55,000 el año pasado. Los que lo reciban deberán, a su vez, seguir trabajando en la institución hospitalaria, al menos, tres meses tras el desembolso.

Mellado reconoció que las siguientes dos semanas serán cruciales, pues se anticipa un aumento aún mayor de hospitalizaciones por COVID-19. De hecho, informó que les dio 48 horas a los 69 hospitales en el país para que le entreguen a Salud una serie de información, incluido un censo de pacientes regulares y de COVID-19, y empleados vacunados contra el virus.

No obstante, Pierluisi comentó que los administradores de hospitales no han pedido la activación de la Guardia Nacional, ni se considera la ayuda de personal del Ejército para reforzar la capacidad hospitalaria con más recursos.

Buscan reducir hospitalizaciones

Mellado advirtió que las esperanzas para reducir la ocupación hospitalaria están en el nuevo tratamiento oral para este virus.

Pastillas de Paxlovid (de Pfizer) y Molnupiravir (de Merck) adicionales deben llegar a Puerto Rico los próximos días, aseguró el titular, quien comentó que el gobierno federal aprobó el envío a la isla de 4,000 pastillas de este tipo cada dos semanas.

Este medicamento estará disponible en 13 hospitales, incluyendo el Hospital Regional de Bayamón, donde se habilitará una carpa para evaluar y hacerle pruebas a pacientes sospechosos de COVID-19 para darle tratamiento a los que necesiten. También se podrá adquirir en 100 farmacias de comunidad y Walgreens a través de receta médica.

También, puede leer: Las píldoras contra el COVID-19 escasean ante el alza de casos por ómicron

Mientras, del tratamiento de anticuerpos monoclonales de la marca Sotrovimab -para evitar enfermedad severa y hospitalizaciones- se están recibiendo 777 dosis semanales, dijo.

Sin embargo, Mellado insistió que la mejor herramienta contra el virus sigue siendo el refuerzo de esta vacuna, ya que esta pierde efectividad a los seis meses.

El gobernador recordó que el personal de salud y educación tiene hasta este sábado para ponerse el refuerzo, mientras que empleados de primera respuesta deben tener esa tercera dosis en o antes del 31 de enero, al igual que los que laboren en restaurantes y negocios relacionados.

Mientras, la nueva orden ejecutiva exige 50% de aforo en negocios que operen en interiores donde las personas se remuevan las mascarillas para comer y beber. En lugares con ocupación exterior, el aforo no debe pasar de 75%, se informó.

Además, centros comerciales, supermercados y farmacias, entre otros negocios que atiendan público en interiores, no deben pasar de 75% de su capacidad, al igual que oficinas de gobierno que atiendan público.

El panorama de COVID-19 en Puerto Rico ayer incluía 810 adultos y 95 menores hospitalizados, con 123 de ellos en unidades de cuidado intensivo, seis de ellos a nivel pediátrico.

💬Ver comentarios