Según la Asociación de Detallistas de Gasolina, tras el paro de camioneros, los abastos de combustible en los puestos de gasolina se han ido agotando al punto que ya en muchos lugares no queda nada disponible.
Según la Asociación de Detallistas de Gasolina, tras el paro de camioneros, los abastos de combustible en los puestos de gasolina se han ido agotando al punto que ya en muchos lugares no queda nada disponible. (VANESSA SERRA DIAZ)

Tras un tenso día marcado por la escasez de gasolina y la amenaza sobre otros suministros, el Frente Amplio de Camioneros y el gobierno alcanzaron anoche un acuerdo que puso punto final al paro de los transportistas.

Cerca de las 9:30 p.m., tras una reunión en La Fortaleza que comenzó pasadas las 6:00 p.m., las partes llegaron a un entendido que permitirá que mañana, viernes, se presente de manera temporal el reglamento que dispone un alza en las tarifas de 35%, y que había sido rechazado el martes en la noche por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) porque, entre otras cosas, no se ajustaba a la planificación fiscal que han trazado.

La JSF, sin embargo, no estuvo anoche en la reunión en la que se alcanzó el acuerdo.

“Puerto Rico necesita paz. Hubo muchos años de crisis y no queremos una más así que hemos acordado con el Negociado de Transporte comenzar mañana mismo. Vamos a estar radicando el reglamento que fue temporero. Lo vamos a estar radiando en el Departamento de Estado para que apliquen las tarifas inmediatamente”, dijo la secretaria de la Gobernación, Noelia García a su salida de la reunión.

“Efectivo el día de mañana el Negociado va a estar haciendo valer las tarifas del reglamento”, dijo García en alusión al mismo reglamento que la JSF rechazó el martes de esta semana.

Destacó que la JSF tuvo “mucho tiempo para actuar y esperó mucho”. Reconoció que el ente federal todavía puede acudir a los tribunales e impugnar el reglamento.

La secretaria de la Gobernación explicó que, en los próximos 10 días, comenzará un nuevo proceso administrativo para atender los cuestionamientos de la JSF, entre otros temas. El organismo que controla las finanzas públicas ha argumentado, además, que la aprobación del reglamento con las nuevas tarifas no cumplió con la Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme.

El abogado del Frente Amplio de Camioneros, Rolando Emmanuelli, dijo que, con el acuerdo, hoy debe comenzar a “normalizarse” todo el acarreo de productos y suministros en la isla. “Es satisfactorio porque hay certeza de que van a haber unas tarifas. El gobierno se ha comprometido, con la firma de (el gobernador interino) Omar Marrero, a que si la Junta demanda para anular la tarifa, el gobierno va a defender la tarifa”, sostuvo Emmanuelli.

“Me parece que esto le da certeza al mercado de transporte de Puerto Rico, y el Frente Amplio se reserva el derecho de volver a asamblea permanente en caso de que no se cumpla el acuerdo”, afirmó.

“Si la Junta quiere revocar el reglamento, que radique el pleito porque el Frente Amplio no renuncia a su derecho a volver a convocar una asamblea permanente”, sentenció el abogado.

Mientras, el gobernador Pedro Pierluisi, quien se encuentra fuera de la isla en un viaje personal, celebró la resolución de la protesta de camioneros.

“El Gobierno de Puerto Rico, junto al Negociado de Transporte, logró un acuerdo para restablecer la cadena de distribución y traer paz a nuestra isla. Comenzaremos un proceso inmediato para lograr un nuevo reglamento que refleje las necesidades de todos los sectores y salvaguarde el bienestar de nuestro pueblo. Nos hemos concentrado en darle certeza a PR atendiendo esta situación con celeridad y prudencia”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

Previo a la reunión, supo este medio, la secretaria de la Gobernación sostuvo un encuentro con miembros de la industria privada, incluyendo portavoces de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA).

Entretanto, temprano en la mañana el presidente del NTSP, Jaime Lafuente, dijo a este medio que se reunió con algunos integrantes de la JSF y aclaró todas sus dudas. “Fuimos por cada uno de los puntos que ellos nos indicaron. Ellos se iban a reunir. Cuando nos dicen que se iban a reunir es porque ellos reconocen que ahí debe haber algún tipo de cambio referente a la postura de ellos original”, dijo.

El Frente Amplio de Camioneros decretó una asamblea permenente o paro el miércoles de madrugada, ante la negativa de la JSF de dar paso al reglamento aprobado con nuevas tarifas.

Lafuente destacó que uno de los puntos discutidos con la JSF fue el por qué el NTSP tiene injerencia en los porteadores por contrato. “Le indicamos que no era nada nuevo lo que yo estaba aplicando, que simple y sencillamente estábamos siguiendo lo que la ley y los reglamentos previos disponen”, sostuvo el funcionario.

Agregó que había varias alternativas sobre la mesa, confirmadas por la JSF.

Dejó claro que no había cedido o rendido su poder de reglamentación ante la JSF.

Los efectos del paro fueron notables desde tempranas horas en las gasolineras, algunas abarrotadas de clientes desesperados que buscaban llenar los tanques de sus autos y recipientes, y otras que debieron cerrar operaciones al no poder reabastecerse.

El presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina (ADG), Rafael Mercado, estimó, a media mañana, que había más de 200 estaciones de gasolina sin abastos de combustible en distintos puntos del país.

“Ese número se puede ir duplicando para mañana (hoy), y llegar a 400 estaciones, si esta situación no se resuelve. Ahora mismo, los únicos que están despachando son Peerless y Corco”, dijo Mercado a este diario, mientras redactaba un escrito para enviarlo a la secretaria de la Gobernación en el que le solicitaría que asignara escoltas a los camioneros que quisieran despachar gasolina.

La ADG pidió a La Fortaleza que activara a la Guardia Nacional para el despacho de combustible, y así evitar la escasez. Sin embargo, esa medida fue contemplada por el gobierno, indicó ayer la secretaria de prensa de La Fortaleza, Sheila Angleró.

Mercado explicó que Peerless, cuyas estaciones están bajo la marca EcoMaxx, tiene camiones y transportistas propios, es decir que son empleados de la compañía, y por lo tanto, no participaron del paro.

Mientras, en los antiguos terrenos de la Corco, en Peñuelas, hay un llenadero que le despacha a Gulf y Top Fuel. Aunque los camioneros que están allí no son empleados de las compañías, sino que son autoempleados y trabajan por contrato, continuaron dando el servicio, según el presidente de la ADG.

“Los demás terminales no están despachando porque los camioneros no se sienten seguros. Los que están más en problemas son Total, Shell y Puma”, afirmó.

Las estaciones Shell eran las que más problemas de abasto de combustible registraron durante los primeros dos días de paro de transportistas, según los datos del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO).

Héctor Román, asesor en asuntos económicos de la agencia, dijo a El Nuevo Día que entre 125 y 150 estaciones Shell habían empezado a sentir la escasez de productos ayer. Eso representa entre el 31% y 38% del total de 400 estaciones bajo la bandera Shell, que opera la empresa Sol Puerto Rico Limited en el país.

Puerto Rico cuenta con amplios abastos de gasolina, y no hay razón, según él, para temer que la isla se vaya a quedar sin el producto. “Hay suficiente inventario de combustible en el país, como para entre 75 y 90 días. El problema es que no hay forma de cómo entregarlo de las plantas a las estaciones” debido al paro de transportistas. El funcionario del DACO hizo un “llamado a la calma para que no haya acaparamiento”.

Ayer, los inspectores del DACO se mantuvieron en la calle monitoreando que no se violen los derechos del consumidor. “Tenemos inspectores vigilando que no se vulneren esos derechos. No es momento para beneficiarse de esta situación”, enfatizó.

💬Ver comentarios