Edwin González Montalvo, director de ACT, indicó que, al final del día, el proceso de licitación se abrirá con la meta de contratar a la empresa que ofrezca el mejor valor y servicio para Puerto Rico.
Edwin González Montalvo, director de ACT, indicó que, al final del día, el proceso de licitación se abrirá con la meta de contratar a la empresa que ofrezca el mejor valor y servicio para Puerto Rico. (Juan Luis Martínez Pérez)

Múltiples funcionarios del gobierno, desde el gobernador Pedro Pierluisi hasta la secretaria de la Gobernación, Noelia García Bardales, han mostrado su descontento con el servicio que ofrece Professional Account Management (PAM), el contratista privado a cargo del sistema de pagos y recarga de AutoExpreso. Y aunque el propio Pierluisi favorece buscar un nuevo operador para reemplazar a PAM, cuyo contrato ha estado activo desde el 2015 y que se ha extendido en varias ocasiones hasta alcanzar un valor actual de cerca de $146 millones, nada impide que la compañía participe del nuevo proceso de licitación, que debe salir en este mes o a principios de junio, para contratar al nuevo operador del AutoExpreso.

Pierluisi, mediante declaraciones publicadas por El Nuevo Día el 20 de abril, resaltó que, desde su punto de vista, “eso (elegir al nuevo operador para enero de 2023) es demasiado tarde. Yo quiero (que) el cambio de infraestructura, de tecnología y posibilidad de cambio de operador ocurra a mediados de este año. No tengo tolerancia para esperar hasta principios del año que viene”.

“La directriz es que se cambie la infraestructura que se está utilizando, que se cambie la tecnología que se está utilizando y que se abra un proceso de requerimiento de propuestas para el operador que vamos a tener. Todo eso se va a estar haciendo. Yo lo que espero es que se esté llevando a cabo y llegue a feliz término en algún momento en este verano”, añadió Pierluisi en ese momento.

Mientras, García Bardales mostró su descontento con el servicio de PAM durante la conferencia de prensa, celebrada el 19 de abril, en el que confirmaron públicamente el ciberataque.

“El gobierno de Puerto Rico no está satisfecho con el servicio que está dando AutoExpreso, ni con la tecnología que le está ofreciendo, actualmente, al cliente. Precisamente, a raíz de esa no satisfacción, el gobierno se ha movido proactivamente y ha comenzado procesos de solicitud de propuestas. No puede ser cualquiera (el operador). No podemos poner un parcho y tener los mismos problemas”, subrayó García Bardales.

PAM ha ocupado titulares en meses recientes luego que los sistemas que opera fueron objeto de un ciberataque mediante ransomware que, hasta el día de hoy, mantiene inhabilitados los sistemas de pago y recarga de AutoExpreso.

El Nuevo Día conversó recientemente con el director de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), Edwin González Montalvo, quien indicó que, al final del día, el proceso de licitación se abrirá con la meta de contratar a la empresa que ofrezca el mejor valor y servicio para Puerto Rico y PAM podría ser una de las empresas bajo consideración, de someter una propuesta nueva.

Los procesos de licitación son abiertos y el RFP (request for proposal, documento que detalla el servicio que se requiere y comienza un proceso de subasta) como tal se está redactando. Una vez esté listo podremos conversar, en detalle, sobre el RFP que se saque, pero no quiero afectar el proceso de licitación”, sostuvo González Montalvo vía telefónica.

Al final del día, el proceso se abrirá y cuando se publique se dirá si hay alguna restricción. Todo se hará siguiendo el reglamento de subastas, pero el enfoque es seleccionar a un proveedor que ofrezca el mejor valor y servicio para Puerto Rico. Todo eso será parte de la estructura del RFP, y no me quiero adelantar a lo que tendremos, pero lo compartimos y discutimos cuando esté listo”, añadió el director de ACT.

Las quejas de la ciudadanía contra el servicio de AutoExpreso comenzaron poco después que se otorgó, en el 2015, el primer contrato para un operador privado de los sistemas de pago y recarga automáticos de los peajes de la isla. El Nuevo Día reseñó, recientemente, que PAM ganó la licitación como operador del sistema en el 2018 para reemplazar a GILA LLC luego que el entonces gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, exigió la cancelación del acuerdo por múltiples fallas de servicio y por errores en la emisión de multas.

El contrato, sin embargo, no se rescindió, sino que le fue transferido a PAM que, se supo luego, forma parte de la compañía matriz de GILA LLC, Navient.

Más aún, según ya había informado este medio, el Registro de Contratos de la Oficina de la Contralora de Puerto Rico (OCPR) demuestra que el contrato de GILA y Metropistas con la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) por $76.06 millones nunca se canceló. Por el contrario, fue transferido a PAM, que también asumió las oficinas en Metro Office Park y al menos parte de la empleomanía.

Aunque ese contrato tenía fecha de vigencia hasta el 1 de julio de 2019, PAM se ha mantenido como operador mediante enmiendas que incumplen con el plan fiscal, según le advirtió la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) a la ACT mediante una carta del 14 de febrero de 2022.

💬Ver comentarios