Últimamente se ha visto a la gobernadora Wanda Vázquez Garced llevando la mascarilla con cadena, lo que le permite mantenerla cerca cuando se la quita para hablar. (Foto: Archivo)
Foto de archivo de la exgobernadora Wanda Vázquez Garced.

Wanda Vázquez Garced, arrestada esta mañana por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés), se convirtió en la primera gobernadora no electa de Puerto Rico el 7 de agosto de 2019, tras la renuncia de Ricardo Rosselló Nevares. Pero su carrera en el sector público comenzó mucho antes.

La trayectoria de la abogada, que ahora enfrenta imputaciones por corrupción pública, incluye las posiciones de exfiscal, exfiscal de distrito y ex Procuradora de la Mujer, así como exsecretaria del Departamento de Justicia. Estos cargos los ocupó desde la década de 1980, cuando inició sus labores en el Departamento de Vivienda.

Vázquez Garced pasó a ocupar la silla de la Procuraduría de la Mujer en 2010, tras ser designada por el exgobernador Luis Fortuño. Su gestión fue muy criticada por grupos a favor de los derechos de las mujeres. Aunque su designación era por 10 años, se retiró antes para asumir el cargo de secretaria de Justicia.

A ese cargo llegó en enero de 2017, bajo la administración de Rosselló Nevares.

Llegada a La Fortaleza

En agosto de 2019, Vázquez Garced juramentó como gobernadora en el Tribunal Supremo luego de que el máximo foro legislativo declaró inconstitucional la ocupación del cargo por parte del ahora gobernador Pedro Pierluisi.

El Supremo dictó –en decisión unánime– que Pierluisi juramentó como gobernador en propiedad sin el aval del Senado, al amparo de la Ley 7 de 2005, que enmienda el orden de sucesión en caso de una vacante permanente en el cargo de Gobernador. Pierluisi fungía como secretario de Estado nombrado en receso.

Previo a ocupar el cargo, Vázquez Garced señaló en reiteradas ocasiones que no estaba interesada en ser gobernadora tras la renuncia de Rosselló Nevares.

Durante su breve tiempo en La Fortaleza, Vázquez Garced fue reconocida por el manejo que tuvo de la pandemia del COVID-19 y por haber tomado las medidas más restrictivas para el control de la enfermedad en sus primeros meses.

Controversias

Su carrera no estuvo exenta de escándalos. En 2018 enfrentó tres cargos de la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (Opfei): dos violaciones a la Ley de Ética Gubernamental y una al Código Penal, luego de presuntamente intervenir en un caso criminal relacionado con un robo domiciliario a su hija.

Estas alegaciones la convirtieron en la primera secretaria de Justicia en enfrentar cargos penales en la isla. Vázquez Garced fue suspendida de su cargo, pero luego fue reincorporada por Rosselló Nevares cuando una jueza del Tribunal de San Juan determinó no causa en los cargos.

Su esposo, el juez Jorge Díaz Reverón, también estuvo en el ojo público ante los constantes intentos de confirmar su nombramiento al Tribunal de Apelaciones. En junio pasado, Pierluisi desistió y retiró la designación de la consideración del Senado, ya que este se estaría acogiendo a la jubilación. Díaz Reverón nunca contó con los votos para ser confirmado.

En su tiempo como gobernadora también protagonizó diversas controversias con otras figuras de la política, entre ellos el expresidente del Senado, Thomas Rivera Schatz. Pese a esto y diversos señalamientos a lo largo de su campaña, continuó mostrándose como una posible líder en el Partido Nuevo Progresista (PNP) hasta que perdió en las elecciones de 2020 frente a Pierluisi.

Algunas de las denuncias contra Vázquez Garced incluyen un alegado esquema de financiamiento ilegal de su campaña de 2020.

El 12 de mayo de 2022, su defensa anticipó que sería acusada por las autoridades federales por supuesto fraude electoral. “Las investigaciones aquí nadie sabe por dónde van. Yo sí le puedo decir al pueblo de Puerto Rico que yo no he cometido ningún delito, que yo no he incurrido en ninguna conducta ilegal ni incorrecta”, afirmó Vázquez Garced en ese momento.

💬Ver comentarios