Inter Derecho, al igual que Aborto Libre, solo favorecen el Proyecto de la Cámara 1403, que codifica mediante ley el derecho al aborto.
Inter Derecho, al igual que Aborto Libre, solo favorecen el Proyecto de la Cámara 1403, que codifica mediante ley el derecho al aborto. (Xavier J. Araújo Berríos)

Cuatro de las cinco medidas legislativas que discute la Cámara de Representantes relacionadas con el aborto violentan derechos humanos fundamentales, afirmaron ayer abogadas de la organización Inter Mujeres, quienes, a su vez, aseveraron que, en la isla, no existe un problema de salud pública relacionado con la terminación de embarazos.

“Ningún otro proceso reproductivo o de otra naturaleza que ocurre en el cuerpo de los seres humanos está sometido a la intervención estatal sobre las decisiones que tomen personas con capacidad. Todas las medidas restrictivas que considera esta comisión cameral constituyen violaciones a la igualdad y discriminación basada en el sexo y el género”, expresó la abogada Yanira Reyes Gil.

Reyes Gil se refirió específicamente al Proyecto del Senado 693 y a los proyectos de la Cámara 1084, 714 y 1410, los cuales, advirtió, “restringen” un proceso que ya está altamente regulado sin establecer cuál es el interés apremiante que se quiere atender mediante “limitaciones” e “intervenciones” con los derechos constitucionales de las personas gestantes.

El grupo de abogadas sostuvo que el derecho al aborto está enlazado a, por lo menos, cuatro derechos incluidos en la Constitución de Puerto Rico: a la dignidad, la intimidad, la libertad y a la igualdad.

A preguntas del representante Orlando Aponte, quien preside los trabajos de la Comisión de lo Jurídico, la licenciada Esther Vicente afirmó que el aborto ha sido reconocido como un derecho humano por varias entidades, como la Organización Mundial de la Salud, el Comité de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“El derecho al aborto es parte del derecho a la intimidad, del derecho a la libertad, del derecho a la igualdad y a la dignidad. Estos derechos, en nuestra Constitución y en las otras constituciones y en esos pactos son, digamos, normativas generales que los organismos que implantan esos derechos van definiendo”, indicó Vicente.

Las profesoras de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana solo avalaron el Proyecto de la Cámara 1403, que pretende ratificar y codificar, mediante ley, el derecho al aborto. Agregaron que ninguna de las otras cuatro medidas son enmendables.

De igual forma se expresó la organización Aborto Libre. “Desde Aborto Libre, siempre hemos sostenido que los proyectos no son enmendable, puesto que atajan problemas inexistentes”, dijo la abogada Ruth Arroyo.

Por su parte, la licenciada y profesora Patricia Otón sostuvo que, en el país, no existe un problema de salud pública y, al igual que sus compañeras, afirmó que se deberían estar atendiendo otros aspectos de servicios a la salud. “La verdadera pregunta, a mi juicio, es: ¿Cuál es el problema que Puerto Rico tiene que atender respecto a esto? Hay muchos problemas de salud, el aborto no es uno de ellos. Por otro lado, tal y cual está la cosa, las personas no están obligadas a abortar”, dijo Otón.

Destacó que, al tomar como base datos del Departamento de Salud sobre la terminación de 4,225 embarazos durante el 2021, Puerto Rico tiene una tasa de abortos de 5.8 por cada 1,000 mujeres en edad reproductiva. A nivel mundial, la tasa es de 39 y, en Estados Unidos, es de 17.

“No hace falta restringir el aborto en Puerto Rico. En todo caso, (hace falta) una legislación como el 1403, que recoge el estado de derecho actual. Creo que es suficiente con las restricciones que tiene el Código Penal”, señaló Otón.

Los “cañones”, según la representante Mariana Nogales, del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), deben ir dirigidos hacia la falta de servicios médicos y a que los seguros de salud cubran los tratamientos de fertilidad para quienes han elegido “libremente” la maternidad.

💬Ver comentarios