Exterior del hospital de trauma en el Centro Médico de Río Piedras.
Exterior del hospital de trauma en el Centro Médico de Río Piedras. (GFR Media)

El Senado derrotó con 13 votos en contra un proyecto de ley que le otorgaría al secretario de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) la potestad de autorizar decretos de beneficios contributivos a médicos especialistas o subespecialistas siempre y cuando el secretario de Salud emitiera lo que se llamará una certificación especial.

La pieza legislativa recibió el voto en contra de todas las delegaciones minoritarias, excepto el senador independiente José Vargas Vidot, quien no votó, y el senador del Partido Nuevo Progresista Henry Neumann, quien votó a favor. Todos los populares votaron a favor, excepto Gretchen Hau, quien no participó de la votación final.

El Proyecto de la Cámara 895 se rechazó en momentos en que sigue latente la falta de especialista en múltiples áreas de la medicina, pero también mientras crecen las críticas a este tipo de beneficio contributivo y si realmente resuelve el problema falta de médicos en la isla.

Actualmente, no se están recibiendo peticiones de beneficios contributivos a médicos, esto luego que venciera la fecha límite para solicitar el 31 de diciembre de 2020.

La medida dispone que el secretario de Salud deberá establecer las especialidades y subespecialidades en el área de la medicina que requiere reclutamiento prioritario, a base de la necesidad apremiante de la ciudadanía, y las condiciones médicas en Puerto Rico y de la escasez o ausencia de dichas especialidades o subespecialidades en alguna entidad pública o región de la isla.

Una vez se emita la certificación especial, la medida dispone que el secretario del DDEC, “a su entera potestad y discreción” podrá requerir o evaluar solicitudes de médicos especialistas o subespecialistas en las áreas comprendidas en la certificación de Salud. Sin embargo, la propuesta ley autoriza al secretario del DDEC a requerir otros requisitos adicionales de entenderlos necesarios.

Además, todo decreto, antes de su otorgación, deberá contar con la aprobación del secretario del Departamento de Hacienda.

Al expresarse en contra de la medida, la senadora independentista María de Lourdes Santiago indicó que la medida parte de la falsa premisa de que el problema de la falta de médicos en la isla es un problema contributivo.

“Y que atendiéndolo con incentivos y privilegios vamos a acabar con un problema preocupante”, sostuvo Santiago. “Mientras la Asamblea Legislativa se entretiene diseñando incentivos y privilegios, continúa dejando de lado los dos problemas más importantes: el abuso de los planes médicos que deciden quién vive y quién no vive y quién cobra y quién no cobra; y la realidad de que el sistema público de salud está caduco y obsoleto”, sostuvo Santiago.

En la exposición de motivos se rechaza que el ejercicio legislativo sea sencillamente extender “nuevamente y de manera general” los incentivos contributivos a los médicos.

“Le otorga por ley la facultad al secretario del DDEC para que pueda otorgar los referidos decretos contributivos a los profesionales de la salud que estén contenidos en la Certificación Especial por Necesidad Apremiante de Médicos Especialistas o Subespecialistas que emita el secretario del Departamento de Salud. El referido documento establecerá de forma clara y precisa las especialidades y subespecialidades en el área de la salud que requieren reclutamiento prioritario”, lee la medida.

En el informe positivo de la medida se indicó que se incorporaron enmiendas a los fines de que los decretos otorgados por el DDEC y Hacienda cumplan con el principio de neutralidad fiscal o no sean, en su implementación, significativamente inconsistentes con el Presupuesto Certificado por la Junta de Supervisión Fiscal.

💬Ver comentarios