Imagen de archivo del 2012 de la osa Nina, que fue recuperada zoológico el Arca de Noé en Camuy y trasladada al zoológico de Puerto Rico en Mayagüez.
Imagen de archivo del 2012 de la osa Nina, que fue recuperada del zoológico el Arca de Noé en Camuy y trasladada al zoológico de Puerto Rico en Mayagüez. (Olimpo Ramos)

Un día después de que el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) notificara la muerte de una osa negra americana que estaba bajo su custodia en el Zoológico Juan A. Rivero, en Mayagüez, los legisladores del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) Rafael Bernabe y Mariana Nogales instaron al Senado y la Cámara de Representantes a dar curso a una medida que ordenaría la liberación o el traslado de todos los animales que permanezcan en el parque nacional, con excepción de aquellos que no estén aptos para alguna de estas alternativas.

“No se trata de necesariamente convertir el Zoológico de Mayagüez en un santuario. Hay varias opciones que tenemos que considerar. Hay animales que se podrían liberar (a su hábitat natural), que no tendrían que estar en un santuario. Hay animales que se podrían trasladar a un santuario fuera de Puerto Rico porque no los queremos tener en Puerto Rico en este santuario. Y hay animales que quizás, efectivamente, no sea aconsejable trasladarlos, en cuyo caso habría que garantizarles opciones ahí (en Mayagüez)”, dijo el senador Bernabe en conferencia de prensa.

En octubre del año pasado, Bernabe y su compañera de delegación, Ana Irma Rivera Lassén, presentaron el Proyecto del Senado 1041, una medida idéntica a la que Nogales radicó ante la Cámara baja en mayo de 2021 (Proyecto de la Cámara 784). Las medidas procuran poner fin a la práctica de mantener animales en cautiverio con fines de exhibición y, como mecanismo para la transición en el manejo de las especies que todavía quedan en el zoológico, propone crear un comité de cinco integrantes que se encargaría de definir las mejores alternativas para cada animal.

Nogales y Bernabe estuvieron acompañados por representantes de varias organizaciones defensoras de los derechos de los animales, incluyendo a Sahir Pujols, líder del grupo Vínculo Animal, que en 2021, tras demandar al DRNA, obtuvo acceso a documentación que evidenció que, desde 2017, la población de animales en el zoológico mayagüezano se había reducido de 797 a 296, sin mayores explicaciones por parte de la agencia.

Bernabe recalcó que en febrero de 2018 –unos meses luego del huracán María– el Departamento de Agricultura federal canceló la licencia de exhibición de animales que tenía el zoológico debido a violaciones que incluían la negligencia, maltrato y muerte de especímenes en cautiverio. “El DRNA no tiene la capacidad ni la voluntad de atender esta situación”, dijo el legislador.

El jueves, al ser abordado por la prensa en relación a las condiciones del zoológico tras la muerte de la osa Nina en horas de la madrugada, el gobernador Pedro Pierluisi dijo que “hace ya bastante (tiempo)” se tomó la decisión de que el espacio se convirtiera en un santuario y “si acaso, sea un centro de investigación y observación”.

“Yo lo que le he pedido al DRNA es que se acabe de materializar ese cambio y que mantenga al pueblo, en general, informado del progreso de esa transformación”, dijo el primer ejecutivo.

“Lo que nosotros cuestionamos es el asunto de la sostenibilidad. Si no han podido sostener el zoológico, o repararlo o dar mejor trato a los que animales que quedan y las circunstancias que han ocurrido, de dónde va a sacar el presupuesto para el nuevo concepto de santuario y los fondos recurrentes para tenerlos de manera digna. En lo que se hace esa transformación, que puede tardar años, los animales del zoológico no aguantan más”, dijo Pujols, señalando que existen alternativas para lograr, en corto tiempo, el traslado de los animales a santuarios en Estados Unidos.

El proyecto que impulsan los legisladores del MVC crearía el Comité para la Evaluación y Traslado de los Animales del Zoológico de Mayagüez, presidido por el director ejecutivo de la Oficina de Gerencia y Presupuesto y compuesto también por la secretaria del DRNA, un veterinario certificado en zoología nombrado por el presidente de la Universidad de Puerto Rico, un integrante designado por organizaciones defensoras de los animales y un representante del Colegio de Abogados y Abogadas que sea experto en derecho animal. El Comité estaría a cargo de fijar criterios para el traslado o liberación de los animales y, a futuro, decidir sobre el manejo de criaturas que sean capturadas o confiscadas por el DRNA.

“Como indicó el compañero Bernabe, este es un zoológico de 1950. La visión en ese momento era estrictamente de exhibir a los animales para beneficio de la gente. A través de la historia se exhibieron personas para beneficio de la gente, y ese modo de pensar cambió a través de los tiempos”, dijo, por su parte, la representante Nogales.

💬Ver comentarios