Ana Irma Rivera Lassen, senadora por MVC. (Ramón “Tonito” Zayas)

Los senadores de Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén y Rafael Bernabe, radicaron este jueves una resolución dirigida a que se investigue el cumplimiento de la Ley Orgánica de la Oficina de la Procuradora de la Mujer (OPM).

La entidad fue creada mediante la Ley 20-2001. La investigación, bajo la Resolución del Senado 35, sería referida a la Comisión de Asuntos de las Mujeres del Senado, que será presidida por la senadora Migdalia González.

En una breve entrevista con El Nuevo Día ayer, Rivera Lassén indicó que procurará la colaboración de entidades feministas y defensoras de los derechos humanos que por años han señalado fallas en el desempeño de las diferentes funcionarias que han ocupado la dirección de la OPM, siendo las más recientes la pasada gobernadora Wanda Vázquez Garced y la actual procuradora, Lersy Boria.

“En la pasadas administraciones, hubo intentos frustrados e incompletos de buscar adelantar mecanismos y recursos desde el Estado para erradicar, desalentar y disminuir la comisión de los delitos de asesinato y otros actos de violencia hacia las mujeres en Puerto Rico”, reza parte de la Exposición de Motivos donde se relata como grupos feministas fueron convocados a reuniones con Vázquez Garced y Boria.

“Esta iniciativa fue infructuosa ya que no se logró un consenso para mejorar el alcance gubernamental para prevenir e intervenir adecuadamente en la violencia contra las mujeres”, lee la medida donde se relata que el pasado año se registró un aumento de 62% en feminicidios. En concreto: se reportaron 60 feminicidios directos e indirectos, seis transfeminicidios y 24 casos de intento de feminicidio y transfeminicidio.

“Al considerar estos datos se requiere impulsar de manera apremiante la evaluación de los recursos y las estrategias que han estado responsabilizados para evitar tales delitos”, lee la medida donde se sostiene que la OPM tiene facultadas amplias y cuasi-judiciales para la aplicación de la política pública.

“Después de 20 años de su creación, se hace necesario analizar su misión principal la cual debería ser el mecanismo en Puerto Rico para el adelanto de la equidad y las causas de las mujeres y para la implementación de las políticas acordes a este fin, y el fortalecimiento de la institucionalización del enfoque de género en su gestión, así como la efectividad de las facultades conferidas a la OPM por la Ley 20-2001 para fiscalizar, investigar, reglamentar y adjudicar.

Boria fue blanco de constantes críticas el año pasado mientras La Fortaleza arrastraba los pies en la declaración de un Estado de Emergencia contra la violencia de género. La procuradora incluso se enfrascó en un intercambio de críticas públicas con Vázquez y ha señalado continuamente que la OPM carece de los recursos económicos para hacer su labor a cabalidad.

Vázquez la señaló por no ser lo suficientemente vocal en cuanto al tema de la desaparición de mujeres en la isla.