Una pared del cuarto de las consolas de control de las unidades #5 y #6 de Costa Sur se desplomó. (Suministrada)

El director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), José Ortiz, indicó que el sismo de magnitud 5.4 registrado esta mañana causó nuevos daños en la central Costa Sur, en Guayanilla, que permanece inoperante desde el terremoto del pasado 7 de enero.

En entrevista con El Nuevo Día, el ingeniero aseguró que los daños son menores.

Específicamente, el temblor ocasionó que se desplomara una pared del cuarto de las consolas de control de las unidades #5 y #6 de la termoeléctrica. Además, se dobló una columna que da apoyo o soporte a una grúa que se utiliza para mover equipos en la planta.

“Son daños menores, que nos atrasan el itinerario (de reparación de la central). Pero, ciertamente, confirman lo que siempre he dicho: hay que trabajar con mucho cuidado allí”, expresó Ortiz.

Relató que, a las 7:13 a.m., cuando ocurrió el temblor, empleados de la AEE trabajaban –“según planificado”– en la reparación de la termoeléctrica.

“Nuestros empleados que estaban trabajando en las mejoras de Costa Sur salieron de la planta y estuvieron fuera poco más de una hora. Retornaron luego al trabajo, aunque hay un grupo que se quedó fuera, porque son empleados que viven en el área y fueron a sus casas a ver cómo están sus familiares”, expuso.

“No hay nada aparente respecto a nuevos daños en Costa Sur”, añadió Ortiz.

Además de compañías privadas, las reparaciones en Costa Sur las realizan dos grupos de empleados de la AEE, que trabajan jornadas de 10 horas, seis días a la semana. Según Ortiz, la agenda laboral de hoy, sábado, permanece inalterada.

El 23 de abril, Ortiz anticipó que la unidad #5 de Costa Sur entraría en operación a mediados de julio. Unavez en funcionamiento, añadiría 410 megavatios al sistema. El peor escenario, manifestó entonces, es que la unidad arranque la primera o segunda semana de agosto.

Servicio normalizado

Por otro lado, el funcionario aseguró que el sistema “ya se recuperó” tras registrarse un apagón justo después del sismo. El relevo de carga, como lo describe la AEE, ocurrió luego de que la cogeneradora EcoEléctrica, en Peñuelas, saliera de servicio “por protección”.

“Con la vibración del temblor, se cayó la unidad de vapor de EcoEléctrica y, por protección, se llevó la planta completa. La planta completa salió para estabilizarse. Pero todas nuestras plantas siguieron operando y, con la reserva, pudimos restituir toda la carga”, dijo Ortiz, al precisar que la estabilización de la red demoró 32 minutos.

Señaló que EcoEléctrica ya reanudó operaciones y que estaría “a carga completa” pasado el mediodía. “Por lo que tengo entendido, no sufrieron daños mayores aparente”, expresó.

A través de la red social Twitter, el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo, informó que el relevo de carga afectó sectores del área metropolitana, este y sur de la isla.

Atribuyó el evento tanto a la salida de EcoEléctrica como a la “falta de reserva”. Añadió que, aun finalizado el apagón, podrían quedar sectores sin servicio “por otras razones o averías locales”.

Según Figueroa Jaramillo, el servicio pudo haberse recuperado más rápido si la flota de unidades de emergencia (“peaking units”) de la AEE estuviera en óptimas condiciones. De las 18 unidades, nueve –que generan 180 megavatios– están fuera de servicio. La reparación de esas nueve unidades costaría menos de $20 millones, expuso.

Inspeccionan represas y líneas

Entretanto, Ortiz indicó que personal técnico de la AEE verificó una avería en la línea 500, que discurre entre Ponce y Peñuelas, y “aparentemente está bien”.

“Se está patrullando. Ahora, se va a subir al (helicóptero) Súper Puma para seguir inspeccionado. Después de varios años, tenemos cuatro helicópteros disponibles para patrullar las líneas”, dijo.

También, se inspeccionaron las represas Guajataca y Guayabal, que son propiedad de la AEE, y no se identificaron daños estructurales.


💬Ver 0 comentarios