El secretario de Educación Eligio Hernández Pérez (izq.) contesta preguntas de los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal. (Gerald López Cepero)

Escuelas que no han reabierto a dos años del huracán María, facturas de agua y luz en planteles escolares que cerraron hace años, un sistema de asistencia que no se ha implementado a cabalidad en 10 años y procesos de subastas que tardan meses antes de que los estudiantes puedan tener un nuevo libro en sus manos son parte de las trabas operacionales en el día a día del Departamento de Educación de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios