Así volvió a pisar suelo boricua tras sufrir quemaduras y casi perder la vida en México.

Entre aplausos, gritos de júbilo y abrazos llegó esta tarde Alexis Joel Hernández Vélez a suelo puertorriqueño, tras estar siete meses en San Antonio, Texas, bajo tratamiento por las graves quemaduras recibidas durante una explosión en México, el pasado 18 de enero.

“Estoy muy contento con mi llegada a Puerto Rico. Gracias a Dios ya estoy mucho mejor y ya puedo disfrutarme a mi familia y todos compartir. De aquí en adelante vamos a celebrar por la vida y por todo”, expresó el joven de 23 años a El Nuevo Día a su llegada al aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín, junto a sus padres.

(Luis Alcalá del Olmo)

Al son de panderos y pancartas con emotivos mensajes, familiares y amigos llegaron a recibir al estudiante de medicina. Muchos, incluyendo a Hernández Vélez, no contuvieron las lágrimas de la emoción al abrazarlo y saludarlo. El joven, entretanto, se expresó sumamente agradecido por las muestras de cariño y apoyo del pueblo.

“Siempre oro y le pido a Dios por todas las personas que a través de todo esto han cuidado de mí y que estuvieron desde el día cero hasta hoy”, destacó en entrevista con varios medios.

Hernández Vélez recibió quemaduras de segundo y tercer grado en un 71% de su cuerpo, a consecuencia de una explosión ocurrida en su apartamento en México, donde se había instalado para continuar sus estudios en medicina en la Universidad de Guadalajara, tras completar un bachillerato en el Recinto Universitario de Mayagüez.

Tras el accidente, su familia solicitó ayuda a la ciudadanía para costear los elevados costos de tratamiento y traslado. En respuesta, más de 3,600 personas donaron a una campaña de GoFundMe que logró recaudar $167,703, de una meta de $150,000.

En mayo, su padre Jaime Hernández contó a El Nuevo Día que su hijo ya había recibido 17 operaciones de trasplante de piel y continuaba tomando terapias físicas y ocupacionales para lograr movilidad, sobre todo en sus manos. “Ha sido algo milagroso la manera en que se ha recuperado en menos de cuatro meses", añadió en ese momento.

(Luis Alcalá del Olmo)

Ahora, Hernández Vélez, está enfocado en continuar su recuperación para alcanzar su nueva meta: retomar sus estudios en medicina.

“Esto no termina aquí, es continuar. El tratamiento va a continuar en Puerto Rico para que él se restablezca y en un año es la meta que él tiene para volver a estudiar medicina”, contó su padre a preguntas de Univision.

El joven de Camuy indicó que recibirá tratamiento en una institución hospitalaria en Manatí.

Entretanto, envió un mensaje a los jóvenes: “Si tú crees algo, si lo crees, que nada es imposible, todo se puede lograr. Confíen, tengan mucha fe”, aseguró el camuyano que siempre enfrentó su situación con una actitud positiva.

Su parroquia llevará a cabo una vigilia, mañana, a petición de Hernández Vélez. “Mañana vamos a estar celebrando una vigilia en mi parroquia (para celebrar) todos los milagros que Dios ha hecho conmigo”, dijo a los medios.


💬Ver 0 comentarios